GV Comunicación

Aún está abierto el plazo para presentar los proyectos al Concurso Lanzadera 2018

  • El plazo de ésta cuarta edición finaliza el 17 de noviembre

El presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, ha recordado que los emprendedores de la provincia aún tienen plazo hasta el próximo 17 de noviembre para presentar sus ideas de negocio al IV Concurso de Proyectos Empresariales Lanzadera 2018, que contempla un total de 200.000 euros en ayudas.

Playa Altair

A juicio de Prieto, la provincia de Cuenca tiene un gran potencial y ofrece muchas oportunidades para los emprendedores y la generación de nuevos yacimientos de empleo, siempre aprovechando los muchos recursos ya existentes en el territorio.

Y, precisamente, según ha remarcado, ese convencimiento es el que ha llevado a la Diputación a apostar en los últimos siete años por la puesta en valor del patrimonio como una herramienta para diversificar nuestra provincia y generar  oportunidades de riqueza y empleo en torno al sector turístico, así como a apoyar el potencial agroalimentario y, como no, a nuestros emprendedores con el desarrollo de coworking o la convocatoria del Concurso Lanzadera, que en sus tres primeras ediciones ha premiado a más de 60 proyectos empresariales con cerca de 800.000 euros en ayudas, que alcanzarán el millón con esta cuarta edición.

IV Concurso Lanzadera 2018

Una cuarta edición que, tal y como ha recordado el presidente, aún tiene abierto el plazo de presentación de proyectos hasta el 17 de noviembre y al que pueden concurrir personas físicas, mayores de edad, que quieran constituir una empresa para hacer realidad una idea de negocio respaldada por un plan de viabilidad, así como microempresas con una antigüedad inferior a los 18 meses en el momento de la convocatoria, entendiendo por microempresa que cuenta con menos de 10 trabajadores y su volumen de negocio sea igual o inferior a los 2 millones de euros. Todo ello sin olvidar que también pueden concurrir aquellos proyectos empresariales que se presentaron a las tres ediciones anteriores del concurso y no superaron la primera fase.

Concurso en el que, según ha insistido, se establecen dos fases, como en ediciones anteriores. La primera se llevará a cabo atendiendo a criterios técnicos tales como la creatividad e innovación respecto a procesos y productos, la originalidad de la idea del negocio, la calidad y presentación del proyecto, la viabilidad técnica, económica y financiera, la coherencia general del Plan de Empresa, el grado de compromiso del equipo emprendedor con el proyecto, su ubicación en la provincia y la generación de puestos de trabajo, calidad y estabilidad de los mismos.

La segunda fase de valoración de proyectos, por su parte, consistirá en una entrevista personal, donde el empresario o emprendedor deberá defender su proyecto delante de un jurado.

En cuanto a la cuantía de los premios, Prieto ha explicado que se fija un máximo de 20.000 euros, aclarando que estas ayudas son a fondo perdido y de hasta el 70% de la inversión subvencionable, entendiendo por tal las inversiones en activos fijos materiales, gastos de elaboración del proyecto y fondo de maniobra; si bien en este último caso será por un máximo de 6 meses y su importe no podrá superar el 30 por ciento de la subvención total recibida.

Pero si importante son estos 200.000 en premios, no lo es menos el hecho de que tanto a los galardonados como a los proyectos que hayan superado la primera fase se les proporcionará, si así lo solicitan, asesoramiento, información, acompañamiento y formación hasta la efectiva puesta en marcha de su proyecto durante un periodo de seis meses; algo muy valorado por los premiados en las tres ediciones anteriores.

No hay que olvidar, asimismo, que los proyectos ganadores tendrán prioridad para implantarse en el Centro de Empresas de la Diputación en la capital o facilitarles su acceso a los otros viveros de empresas de la provincia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.