Violencia Mujer

Diputación de Cuenca editará un libro con los estudios de los 104 elementos de arquitectura fortificada de la provincia

  • El presidente, Benjamín Prieto, ha recalcado que esta publicación, escrita por un equipo de 16 expertos, coordinados por Miguel Salas, se encuadra dentro de la firme apuesta de la Diputación por la conservación del patrimonio, que le ha llevado a destinar más de 2,5 millones de euros en 18 actuaciones en elementos de arquitectura defensiva

La Diputación de Cuenca va a editar un libro, a modo de enciclopedia, con los estudios arqueológicos e históricos de los 104 elementos de arquitectura fortificada existentes en nuestra provincia, desde castillos y villas fortificadas hasta murallas y torres medievales, resultado del trabajo realizado durante un año por un equipo de dieciséis expertos, entre historiadores, arqueólogos, arquitectos y castillólogos, entre los que se encuentran José Luis Rodríguez Zapata, Rafael Gómez Moreno o José Antonio Almonacid Clavería, así como su coordinador Miguel Salas.

Una publicación única que cada vez está más cerca de hacerse realidad. No en vano, su coordinador se ha reunido hace unos días con el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, con el fin de hacerle entrega del pendrive con los más del centenar de estudios sobre la arquitectura fortificada conquense; encuentro en el que también han estado presentes el diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, y la jefe del Servicio Provincial de Publicaciones, Marta Segarra.

Prieto no ha dudado en remarcar en esta reunión la relevancia de este libro, con más de 600 páginas, al enmarcarse dentro de la firme apuesta de la Diputación conquense por la conservación y puesta en valor del patrimonio, en el que la arquitectura defensiva ocupa un lugar destacado. No en vano, según ha recordado, de las más de 80 actuaciones acometidas en los últimos ocho años en patrimonio con una inversión de más de veinte millones de euros, un total de dieciocho corresponden a elementos fortificados, a los que se ha destinado más de 2,5 millones de euros, tales como los castillos de Beteta, Monteagudo de las Salinas, Puebla de Almenara, Paracuellos, Enguídanos y San Clemente o las murallas de Alarcón, Cañete o Ucles, sin olvidar, las torres medievales de Chumillas, Villar del Humo, Cervera del Llano e Iniesta, entre otros elementos fortificados.

Libro muy especial que, a su juicio, no solo da respuesta a la necesidad de que la provincia cuente con una publicación de tal envergadura, sino que, además, viene a completar y complementar el inventario del patrimonio de la provincia que tiene encargado la Diputación a la Demarcación de Cuenca del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha.

En este sentido, Prieto considera que este libro, que por el momento no tiene título, “debe de enseñarnos mucho más de estos elementos fortificados, además de servirnos de guía para visitarlos, conocerlos y concienciarnos de la importancia de preservar este gran legado que tenemos en el territorio y que son auténtica seña de identidad para muchos de nuestros municipios”.

Salas ha mostrado su satisfacción por la apuesta de la Diputación por este relevante trabajo de investigación arqueológica e histórica, sustentada en una bibliografía de más de 400 títulos, que permitirá profundizar y conocer más fielmente la arquitectura fortificada de la provincia. Un libro, desde su punto de vista, destinado tanto a las instituciones para animarles a conservar lo que tenemos como a los profesionales y estudiosos por tratarse de un exhaustivo estudio de estos vestigios; sin olvidar, por supuesto, a los vecinos de las localidades con elementos arquitectónicos de este tipo.

En definitiva, una publicación sobre la provincia a tener en cuenta y que probablemente verá la luz a lo largo del presente ejercicio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.