Primavera

El PP asegura que los Presupuestos de Sánchez son “una traición para la provincia de Cuenca

Globalcaja Consumo Noticias
  • Prieto denuncia la disminución de inversiones para la provincia de Cuenca, sobre todo en el ATC o en la Autovía Cuenca-Teruel; o la ausencia de partidas para Autovía de la Alcarria o la despoblación

“Los Presupuestos Generales del Estado para 2019 presentados por el Gobierno de Sánchez son una traición para la provincia de Cuenca y desde el Partido Popular no lo vamos a consentir”. Así de contundentes se han mostrado el presidente del PP, Benjamín Prieto, y los diputados nacionales Rafael Catalá y María Jesús Bonilla, quienes han anunciado que el Grupo Popular en el Congreso presentará una enmienda a la totalidad a estas Cuentas tan dañinas para Cuenca y que además  conllevan menos crecimiento, menos empleo y más impuestos para los españoles.

El líder de los populares conquenses ha criticado que los Presupuestos de Sánchez suponen “una pérdida de oportunidades para Cuenca” porque disminuyen considerablemente las inversiones en nuestra provincia. Tal es el caso, como ha denunciado Prieto, del ATC “donde vemos la desorientación que hay entre el Page y Sánchez, que esperemos pronto se aclaren entre ellos y nos expliquen la posición clara y evidente que tiene el PSOE, partido que inició el proceso de su construcción y que lleva años haciendo un juego político y demagogo, lo que está perjudicando a Cuenca”.

“Esperemos que vuelva el sentido común al Gobierno de España y no sigan con lo que electoralmente interesa a Page y a Podemos”, declaraba Prieto al denunciar que el Gobierno de Sánchez, mediante estos Presupuestos, ha perdido la oportunidad de apostar por la apertura del Vivero de Empresas ya construido en Villar de Cañas – con independencia del ATC o del Centro Tecnológico Avanzado-  “y por lo tanto, de apostar por generar empleo, consolidar el tejido empresarial, diversificar la actividad económica de Cuenca y fijar población”.

La segunda llamada de atención que ha realizado Prieto es sobre la disminución en las inversiones en carreteras para la provincia de Cuenca, en concreto para que la A-40 llegue hasta Teruel. Partida que ha bajado de los 490.000 euros previstos por el PP en el año 2018 a los 90.000 incluidos por el PSOE para 2019.

“Desde el Partido Popular siempre hemos defendido estas infraestructuras; ya conseguimos que la A-40 llegara a Cuenca, que el AVE pasara por nuestra capital o que fuera declarado de interés público el tren convencional. Hoy reivindicamos que nos conecten por autovía con Teruel para que nuestra provincia esté más vertebrada, tenga más futuro y crecimiento”, manifestaba el líder de los populares.

También ha advertido que en los Presupuestos de 2019 no aparece nada de la Autovía de la Alcarria “y mira que hemos escuchado veces al alcalde de Tarancón, hasta en los pregones de Semana Santa, reivindicar al anterior Gobierno del PP esta infraestructura; ¿ahora qué dirá?”, se preguntaba Prieto al denunciar como Page tampoco ha movido ni un solo euro para la Autovía Cuenca-Albacete.

El presidente del PP también ha desvelado que los Presupuestos de Sánchez no incluyen ni una partida concreta contra la despoblación, tan necesaria para nuestra provincia; como tampoco hay inversión para la futura Comisaría de Cuenca ni el Gobierno socialista ha cumplido con los protocolos establecidos con el Ayuntamiento.

Por todo ello, “esperemos que Sahuquillo no sea cómplice de esta rebaja de inversiones en Cuenca, porque de momento calla y otorga; y que Page tenga algo que decir a Sánchez antes de que exista la mínima posibilidad de que estos Presupuestos salgan adelante, sobre todo en la forma que están planteados”, aseveraba Prieto.

“Los PGE atienden al interés político y personal de Sánchez”

Por su parte, Rafael Catalá ha asegurado que “desde el PP estamos contemplando con tremenda decepción como los Presupuestos de 2019 no atienden al interés general de España, sino que están directamente vinculados con el interés particular de Pedro Sánchez y con su intención de mantenerse en el Gobierno a costa de lo que sea”.

Para el diputado por Cuenca, estos Presupuestos no son realistas, y así lo dicen todos los analistas, Bruselas o la Agencia Fiscal, quienes coinciden en que los ingresos están totalmente sobrestimados e inflados. “Sánchez se hipotecó con los independentistas, los comunistas y los batasunos el día de la moción de censura y para mantenerse en Moncloa tiene que pagar dos facturas: una, la política,  haciendo la vista gorda en Cataluña con los desafíos permanentes a la convivencia y al estado de derecho por parte de los partidos independentistas; y otra, la económica, presentando unos Presupuestos que de manera indigna han sido negociados entre la prisión de Lledoners y un chalet en Waterloo (Bélgica), y que atienden a las peticiones de sus socios de Podemos”, declaraba.

Y buena muestra de ello, insistía Catalá, es la subida de inversión de un 51% en Cataluña (635 millones de euros) o del 60% en Valencia (439 millones de euros), y por el contrario caídas dramáticas en otras comunidades autónomas a las que Sánchez no necesita para aprobar sus Presupuestos, mientras que en Castilla-La Mancha la inversión supone una subida paupérrima que no llega ni al 1%. 

Asimismo, Rafael Catalá ha lamentado que los Presupuestos de Sánchez estén basados en un escenario de menos crecimiento económico, menos empleo y más impuestos, y con unas medidas sociales que tanto se vanagloria la izquierda “y que no son más que la continuidad y la aplicación de los acuerdos alcanzados por el anterior Gobierno del PP como la equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil, las mejoras de los funcionarios o la subida de las pensiones”, entre otras tantas.

Según ha explicado el parlamentario del PP, los Presupuestos prevén que la economía española va a crecer un 2,2%, el dato más bajo de los últimos cinco años, lo que va a tener como consecuencia directa la creación de 160.000 empleos menos que el ejercicio pasado.

Además, los PGE 2019 contemplan un gran incremento tributario que va a suponer que cada ciudadano tenga que pagar de media 300 euros más de impuestos en 2019 “porque el Gobierno de Sánchez toca todos los impuestos: suben IRPF, Patrimonio, Sociedades, Diésel y Cotizaciones a la Seguridad Social; y además, como novedad, crea otros dos nuevos impuestos” (transacciones financieras y servicios digitales).

Toda esta subida fiscal, alertaba Rafael Catalá, tendrá dos efectos negativos: para nuestras empresas, que compiten en situación de desventaja con respecto a los países de nuestro entorno, como es el ejemplo de Amazon, que se va a Portugal y por lo tanto España pierde 1.300 empleos; y para todas las familias, ya que la recaudación conjunta de la subida del IRPF y del Impuesto de Patrimonio será menor que la recaudación prevista por la subida del diésel, un impuesto penalizado por el PSOE, y además los clientes y usuarios de los bancos, eléctricas y grandes empresas tendrán que pagar mediante la subida de precios, los tipos de interés o las comisiones, como ya hemos visto con el impuesto de las hipotecas.

“Lo peor de todo es que es una subida de impuestos totalmente innecesaria porque la recaudación tributaria ya está en máximos gracias a las medidas que adoptó el anterior Gobierno de Rajoy, y además se puede hacer frente a todo el gasto social que tenía comprometido el PP sin meter mano en el bolsillo de los españoles”, explicaba.

Ya por último, Catalá ha asegurado que, en definitiva, “estos Presupuestos son una mala noticia que va a tener graves consecuencias para España, para Castilla-La Mancha y para Cuenca, como la rebaja de inversiones en el ATC, en carreteras, en el ferrocarril o la desaparición de la Comisaría de Cuenca”.

“Los presupuestos de Sánchez, una traición para Cuenca”

Durante su intervención, María Jesús Bonilla ha denunciado que estos Presupuestos son un claro pago de favores de Sánchez  para mantenerse en la Moncloa y seguir su continuo ritmo de viajes de “falcon va, falcon viene” pero, por el contrario, suponen un daño tremendo para España y una traición para la provincia de Cuenca, gran perjudicada de estas Cuentas generales.

Por ello, Bonilla ha apelado a “la responsabilidad y la sensatez” de los dirigentes socialistas de Castilla-La Mancha y de Cuenca. Por un lado, a su homólogo socialista, Luis Carlos Sahuquillo, preguntándole si va a hacer seguidismo de los pactos de Sánchez con separatistas, populistas y proetarras, o sí por el contrario va a defender los intereses de Cuenca; y por otro a Page, que tiene la oportunidad de pedirle a todos los diputados nacionales del PSOE de Castilla-La Mancha que no apoyen estas cuentas tan perjudiciales para nuestra tierra.

Analizando más en profundidad estos Presupuestos, Bonilla ha lamentado que el Gobierno de Sánchez haya derogado la mayoría de incentivos a la contratación que permitieron recuperar 2.765.000 empleos desde 2013 y reducir la tasa de paro juvenil casi 20 puntos lo que supone dinamitar el futuro de nuestros jóvenes, que además van a ver como el PSOE reduce el Programa de Refuerzo Educativo contra el fracaso escolar en 5 millones de euros, cuando el Gobierno del PP había logrado reducir 8 puntos el abandono educativo temprano.

En este sentido, la diputada por Cuenca ha recordado como el Gobierno de Sánchez ha defraudado a la comunidad educativa porque de los 1.500 millones de euros adicionales anuales que el PSOE exigía cuando estaba en la oposición para alcanzar un Pacto de Estado por la Educación, y que motivó su retirada de la Subcomisión, se ha quedado en un incremento irrisorio de 153 millones de euros.

Si hablamos de violencia de género, Bonilla ha asegurado que “el PSOE no hace otra cosa más que cumplir con lo acordado en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, incrementando tan solo las transferencias a las comunidades, como ya estaba contemplado. Pero por el contrario, “entendiendo que la lucha contra la violencia de género tiene carácter transversal, nuestro gobierno destinó 80 millones de euros más en 2018 para la Administración General del Estado (Interior; Justicia; Empleo y Seguridad Social; Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y Hacienda y Función Pública) con el fin de proporcionar una atención multidisciplinar e integral de las víctimas; y el PSOE ha destinado un 56% menos, 35 millones de euros”.

Sin embargo, Bonilla ha lamentado que el Gobierno de Sánchez no haya contemplado crecimiento en la partida para nuestros agricultores, ganaderos y pescadores, como igual sucede con el  Desarrollo Rural que prácticamente mantiene sus créditos respecto a 2018.

En materia de agua, el incremento inversor que recae principalmente sobre el Estado y sociedades del agua es difícilmente creíble y ejecutable en unos Presupuestos que, en el mejor de los casos, estarán aprobados a mitad del año. Además, Bonilla ha criticado como el PSOE se va alejando de la negociación de un Pacto Nacional del Agua que estaba prácticamente cerrado a mediados del 2018 y que es necesario para todos los españoles.

En el área de justica, Bonilla ha lamentado que los PGE 2019 contemplen una bajada de 5 millones de euros destinados a transformación digital, mientras que el Gobierno de Sánchez, en otro de sus favores políticos, ha creado la Dirección General de Memoria Histórica dotada ahora con un presupuesto de 15 millones de euros, “es decir, no apuestan por digitalizar, modernizar la Justicia y, por tanto, acelerar los procesos y descongestionar los tribunales, pero sí por hablar del pasado”, denunciaba.

Si nos referimos al área de interior,  Bonilla ha mostrado la preocupación del PP con que el Gobierno de Sánchez no siga adelante con el compromiso de la nueva Comisaría de Policía para Cuenca ya adoptado por el anterior Gobierno del Partido Popular.

Y adentrándonos en la partida de defensa, “no aparece ninguna referencia a la actualización de las retribuciones de nuestros militares, actualización cuya intención ya expresó la anterior Ministra de Defensa del PP hace un año y que ha sido solicitada por este partido en distintas iniciativas parlamentarias”.

Por último, Bonilla se ha referido al tema de la inmigración, asegurando que pese a que contemplan más fondos dirigidos a subvenciones a entidades sin ánimo de lucro, “desde el PP entendemos que el papel de la Sociedad Civil es importante, pero consideramos que el problema de la inmigración es lo suficientemente importante como para que el Estado actúe directamente. “Por otro lado, esas ayudas no resuelven la debilidad de nuestras fronteras, ni los problemas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ni tantas otras cuestiones que el Estado tiene pendiente en inmigración. Sólo van dirigidos a aumentar el efecto llamada del Gobierno de Sánchez”, lamentaba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.