Diputación Deportes
Graja Verano

Fernando Cebrián ‘Chito’, exfutbolista y entrenador de jóvenes promesas

Globalcaja Consumo Noticias

Fernando Cebrián, Chito, quintanareño, futbolista y entrenador del Juvenil A del Guadalajara. Jugó en el Quintanar del Rey como delantero, aunque su vida profesional en el fútbol la hizo como interior izquierdo. Jugó en el Albacete y el Cartagena, entre muchos otros. Llegó a debutar en primera división con el Albacete Balompié de la mano de Benito Floro. Llegó a ganar una Copa del Rey Sub19.

Ahora entrena a chicos de entre 17 y 19 años en Guadalajara, un trabajo que asegura, le aporta grandes satisfacciones.

La Manchuela al Día: ¿Cómo empezó en el mundo del fútbol?

Fernando Cebrián: Empecé en el Quintanar del Rey, y de ahí me fui al Motilla, que en aquella época tenían el equipo en tercera y, aunque yo era cadete, entonces era el equipo referencia de la comarca. Jugué un año en cadete y al año siguiente se fijaron en mí y me salió la posibilidad de ir al Albacete.

L.M.D.: ¿Cómo eran esos momentos en los que, cuando empezaba a jugar, sus amigos salían de fiesta, pero usted tenía partido al día siguiente?

F.C.:La verdad es que no lo llevaba mal. Mi vida siempre ha sido el fútbol y lo anteponía a salir con los amigos, aunque a esas edades no es fácil tener la cabeza fría y decir “yo no salgo”.

Yo el fútbol me lo he tomado siempre muy en serio y nunca he hecho cosas fuera de lo normal. Si salía era porque el fútbol me lo permitía; y no me arrepiento. Mis amigos salían y yo tomaba la decisión de no hacerlo porque en mi balanza siempre pesaba más el fútbol.

L.M.D.: ¿Cómo ve su carrera futbolística ahora que está retirado?

F.C.:La verdad es que estoy contento y orgulloso. Al final jugué en primera división, en segunda, en segunda B… con equipos punteros.

La verdad es que teniendo en cuenta que el fútbol, en aquellos años, era mucho más complicado que ahora, estoy muy orgulloso.

Si que es verdad que en momentos puntuales no he tenido la suerte que podía haber tenido para que mi vida deportiva hubiese ido a mejor, pero en líneas generales estoy orgulloso y contento.

Todo lo que tengo lo tengo gracias al futbol, y me he sentido valorado en los clubs en los que he estado.

L.M.D.: ¿Cuál diría que ha sido su mejor momento en un campo de fútbol?

F.C.:El debut en primera división fue muy bonito porque, al fin y al cabo era un chaval con 18 años, me vi en Vallecas contra el Rayo… nunca se me va a olvidar.

Y La final que ganamos la Copa del Rey sub 19 ante el Sevilla en Toledo, también fue muy bonito.

Esos dos momentos son los más bonitos y los que más recuerdo de mi carrera deportiva.

L.M.D.:  Fue entrenado de la mano de Benito Floro…

F.C.:Si, un entrenador de referencia entonces, un entrenador que salió de un equipo tan modesto como el Albacete que luego entrenó al Real Madrid.

Fue el que me dio la oportunidad de debutar en primera división y la verdad es que siempre se portó bien conmigo.

L.M.D.:  Para quien no le conozca, ¿en que equipos ha estado?

F.C.:La verdad es que he estado en bastantes… estuve en el Albacete, me cedieron al Getafe, después fui al Jerez, después a la Cultural Leonesa… También he pasado por el Almería, el Castellón, el Burgos, el Cartagena… Y terminé mi carrera deportiva en el Quintanar del Rey, y me hacía mucha ilusión hacerlo así.

L.M.D.: ¿Que colores le proporcionan mejores recuerdos?

Me identifico por encima del todo con el Quintanar. El Albacete también ha marcado mi carrera deportiva, porque es el quipo que me dió la oportunidad de debutar tanto en primera como en segunda división. Y en el Cartagena también estuve muy a gusto.

En los demás equipos la verdad es que he estado muy a gusto y se han portado muy bien, pero el Quintanar, el Albacete y el Cartagena son los que han marcado mi carrera deportiva.

L.M.D.: Estando en el Cartagena tuvo una grave lesión… ¿Se le llegó a pasar por la cabeza el retirarse como jugador profesional?

F.C.:Si. Estuve seis meses lesionado, y si, se te pasa por la cabeza lo de retirarte; se pasa mal, pierdes ritmo, pierdes masa muscular, psicológicamente no estas al 100%… Aquella fue además una época delicada porque tenía 28 años, que para el fútbol ya vas siendo un poco veterano… y se te pasa por la cabeza el retirarte, si.

Pero el club se portó muy bien conmigo, ya que me renovaron estando lesionado y yo les dije que, si me daban la oportunidad, yo me ofrecía para jugar en el filial, porque no estaba en condiciones de jugar con el primer equipo, aunque entrenaba con ellos. Y así fue.

L.M.D.: ¿Que es lo que más añora de ser jugador profesional?

F.C.:Hecho mucho de menos poder jugar. Ahora que estoy de entrenador en Guadalajara suelo ir con los veteranos del Guadalajara a jugar, pero se hecha de menos lo que son las concentraciones, llevar una alimentación más o menos equilibrada, el gusanillo ese del día antes del partido…Sigo viendo el fútbol, pero soy más de verlo en televisión que en directo.

Tengo una anécdota de hace poco, y es que no puedo ir a ver a mi equipo juvenil del Guadalajara todo lo que yo quisiese, pero la verdad es que el otro día fui a verlos y me daban ganas de saltar al terreno de juego. Esa es la verdad, que lo añoro muchísimo, aun habiendo pasado tantos años. El gusanillo ese de jugar a nivel profesional lo hecho de menos porque han sido 17 años muy bonitos.

L.M.D.: En su carrera, como jugador y como entrenador, ¿ha ganado algún título? ¿Que se siente cuando se ganan esas cosas?

F.C.:Ganamos la Copa del Rey Sub19, y con el Albacete llegamos a cuartos de final de la Copa del Rey, y en el Cartagena fui nombrado mejor jugador.

Aunque suene típico, siempre te acuerdas de tu familia, de la gente que ha estado contigo, y de los amigos, porque el fútbol es muy bonito, pero a la vez muy feo y muy agrio. Se tienen que hacer muchos esfuerzos, y para esas cosas quienes siempre están son la familia. Siempre se dice lo mismo, pero es que es la verdad, la familia es la que siempre está ahí.

L.M.D.:  Entrena al Club Deportivo Guadalajara juvenil A…

F.C.:Si, los dos últimos años he entrenado al filial, y este año el Juvenil A ha bajado de división de honor y me dieron la oportunidad de entrenarlos, con el reto de volver a subirlos.

Estoy muy contento con ellos, es un equipo de chicos majísimos, con muy buen rendimiento, de entre 17 y 19 años. Estoy haciendo lo que me gusta, y estoy enseñándoles lo que yo he aprendido durante tantos años.

L.M.D.: ¿Que valores les inculca?

F.C.:Lo que principalmente me gusta dejarles claro es que prepararse para ser un jugador profesional, si les gusta y quieren vivir de ello, no es fácil, y que lo van a tener muy complicado. Pero sobre todo les inculco que tienen que hacer todo lo posible por ello, y no lo consiguen que puedan decir “mala suerte, he hecho todo lo que he podido para conseguirlo pero no ha podido ser”.

Para mí es muy importante inculcarles el respeto, y enseñarles que tengan las ideas claras, que sepan que no va a ser fácil y que es un camino difícil… Pero que no se queden en el intento también es importantísimo. Hay que cuidarse, ser profesional, no salir cuando no se tenga que salir… Además, parte de mi trabajo lo enfoco a la psicología, en formarles como persona, porque al fin al cabo son chavales, y hay veces que hay que ayudarles.

No es un trabajo fácil, pero si muy reconfortante, y la mayoría son chicos muy agradecidos, son gente extraordinaria.

Y cuando tengo alguna flaqueza, me dan fuerzas para venir y trabajar con ilusión. La verdad es que tengo unos chavales increíbles.

L.M.D.: ¿Qué expectativas tiene como entrenador? ¿Entra en su mente entrenar algún día a equipos importantes, o prefiere seguir entrenando a jóvenes promesas?

F.C.:Yo estoy muy estabilizado en Guadalajara, tengo mi trabajo, y la verdad es que el fútbol es prioritario, pero ahora mismo mis aspiraciones no pasan por entrenar a un equipo profesional, ni mucho menos. Prefiero seguir formando, además de que estoy en el Club idóneo porque se me da la oportunidad de sacar chicos, que es lo que estamos trabajando día a día.

L.M.D.: ¿Cómo ve al Quintanar hoy día?

F.C.:Tienen un muy buen entrenador de esa categoría, que conoce muy bien los jugadores de aquí, y la verdad es que han hecho una muy buena plantilla. El Club es un Club humilde, la gente que está en la directiva es gente con muchas ganas de trabajar.

Deportivamente llevan dos años muy buenos: el año pasado no se consiguió el objetivo de poder haber ascendido, pero eso para el Quintanar es una utopía, porque el fútbol tiene estas cosas.

Pero veo que el fútbol en Quintanar del Rey esta creciendo mucho, que la gente esta haciendo muy bien las cosas, pero el problema es que compites con equipos como el Azuqueca, y otros equipos muy buenos, que tienen entrenadores muy buenos, buenos preparadores físicos, equipos que están muy bien trabajados, y no es fácil.

Pero creo que el Quintanar algún año tiene que dar la campanada. El hacer bien las cosas tarde o temprano termina dando sus frutos, y esperemos que llegue porque, aunque llevo muchos años fuera y voy cuando puedo, el Quintanar del Rey lo llevo en el corazón y en todos los éxitos deportivos estoy con ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.