Primavera Michelin

El Instituto de la Mujer destina cerca de 200.000 euros para renovar los equipos informáticos de todos los Centros

  • La renovación de equipos se ha llevado a cabo para mejorar las condiciones de trabajo de las y los profesionales de estos recursos y se ha primado a los municipios más pequeños por sus mayores dificultades para acceder a determinados servicios

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha ha destinado cerca de 200.000 euros a la renovación de los equipos informáticos de los Centros de la Mujer de la región, con la intención de “mejorar las condiciones de trabajo de las y los excelentes profesionales de estos recursos” y ofrecer así un mejor servicio y atención a las usuarias de estos centros, según ha explicado la directora del Instituto, Araceli Martínez.

Araceli Martínez ha puntualizado que a la hora de conceder estas ayudas “se ha primado a los municipios más pequeños, porque aunque por el volumen de trabajo requieran menor dotación, lo cierto es que se suelen enfrentar a mayores dificultades a la hora de acceder a los recursos”.

Desde el inicio de esta legislatura, el Gobierno de Castilla-La Mancha a través del Instituto de la Mujer ha puesto en marcha nuevas aplicaciones, programas informáticos y herramientas de trabajo para las cuales era necesario adaptar los equipos informáticos a la nueva realidad de los instrumentos con los que se trabaja desde estos recursos. Para atender estas necesidades, desde el Instituto se lanzó esta línea de ayudas que ha tenido una excelente acogida entre los centros.

Araceli Martínez ha destacado el hecho de que “en el medio rural confluye la discriminación múltiple y es que al hecho de ser mujer se suman las dificultades del propio medio rural, como la mayor dificultad para acceder a determinados recursos, problemas con la corresponsabilidad y conciliación, o el mayor arraigo de los estereotipos sexistas”. Estas situaciones provocan en ocasiones que “la violencia de género aun existiendo pueda quedar invisibilizada”, ha puntualizado Araceli Martínez, por lo que ha destacado la transcendencia de que en el medio rural se trabaje para hacer visible todas esas dificultades y también la violencia de género.

En este punto, Martínez ha hecho un llamamiento a los varones “para que se impliquen en la lucha contra cualquier tipo de desigualdad”.

En Castilla-La Mancha funcionan 84 Centros de la Mujer concebidos como un medio para contribuir a la desaparición de las situaciones de discriminación, a la información y apoyo a las mujeres víctimas de violencia de género, así como para alcanzar la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, consolidando la plena participación e integración de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad. Además, desde estos centros se ofrece información, orientación y asesoramiento a las mujeres de Castilla-La Mancha, en materia laboral y empresarial, derechos fundamentales, salud y servicios sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.