Primavera

La Unidad de Alergología del Área Integrada de Cuenca atendió a cerca de 6.000 pacientes el pasado año

Globalcaja Consumo Noticias
  • Según los datos que manejan en este servicio, se calcula que en la provincia residen aproximadamente 50.000 pacientes alérgicos, la mitad de ellos a pólenes y plantas
  • Este año los alérgicos al polen se enfrentan a una primavera de intensidad moderada en Castilla-La Mancha con una concentración estimada entre 4.200 y 6.200 granos por metro cúbico de aire

La Unidad de Alergología del Área Integrada de Cuenca atendió el pasado año a 5.740 pacientes alérgicos y administraron más de 9.000 dosis de inmunoterapia o vacunas antialérgicas.

Cuatro facultativos integran esta Unidad que sólo durante el 2015 atendió 2.453 pacientes nuevos, de los cuales 805 fueron vistos en el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento (CEDT) de Tarancón, donde funciona una Consulta de esta especialidad que sólo durante el pasado año incremento en un 11 por ciento su actividad.

Las enfermedades alérgicas en Castilla-La Mancha afectan a un 30 por ciento de la población, lo que supone que unas 600.000 personas de nuestra región se ven afectadas por este tipo de afecciones.

Se calcula que en la provincia de Cuenca residen, aproximadamente, 50.000 personas que sufren algún tipo de alergia, la mitad de los cuales suelen ser pacientes alérgicos a los pólenes de las plantas.

Según ha explicado el doctor Antonio Moreno, uno de los facultativos de la Unidad de Alergología del Área Integrada de Cuenca y vicepresidente de la Sociedad Madrid-Castilla-La Mancha de Alergología e Inmunología Clínica, este año los alérgicos al polen se enfrentan a una primavera de intensidad moderada en nuestra comunidad, con una concentración estimada que oscilará entre los 4.200 y los 6.200 granos por metro cúbico de aire.

Los datos sobre el recuento de pólenes de gramíneas se obtienen teniendo en cuenta la relación directa que existe entre las precipitaciones del otoño e invierno y otros factores climatológicos como la temperatura y la humedad y para ello se cuenta con la colaboración del Área de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad de Castilla-La Mancha.

El doctor Moreno ha señalado que aunque todas las plantas se reproducen por pólenes, “por suerte no todos dan problemas alérgicos” y ha indicado que en nuestra área las especies que más síntomas producen en orden decreciente son las gramíneas, el olivo, la arizónica, la salsola y el plátano de sombra.

Manejo integral de la enfermedad            

En este sentido, el facultativo ha puesto de manifiesto como la patología alérgica merma de una manera extraordinaria la calidad de vida de los pacientes “por lo que estas enfermedades precisan de un manejo integral, no sólo desde el punto de vista terapéutico, sino también orientando al paciente sobre cómo convivir mejor con su enfermedad”, ha comentado.

Asimismo, ha explicado que la inmunoterapia o vacunación antialérgica debe considerarse siempre como una herramienta terapéutica de primer orden en el tratamiento de los pacientes alérgicos, “es el único tratamiento que ha demostrado eficacia desde el punto de vista etiológico, es decir, el único que puede llegar a curar al paciente”.

Por último, el facultativo ha destacado que este tipo de inmunoterapias proporcionan una disminución significativa de los costes totales en salud, reduciendo los gastos indirectos como la pérdida de productividad laboral y de calidad de vida en el paciente, o directos, sobre todo en cuanto al gasto en fármacos para el control de síntomas. “Se calcula –ha dicho- que la inmunoterapia disminuye hasta en un 40% los gastos en servicios médicos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.