Primavera

La Unidad de Dolor Crónico del Área Integrada de Cuenca amplía su cartera de servicios con nuevas técnicas intervencionistas

Globalcaja Consumo Noticias
  • Se trata de técnicas para el tratamiento del dolor crónico que precisan un entorno quirúrgico y de control radiológico para su realización
  • Además, la Unidad de Dolor ha sido dotada con un espacio físico para la Consulta de enfermería, que realiza una labor fundamental en cuanto a refuerzo de las indicaciones médicas, pautas en el tratamiento, talleres con los pacientes, etc.

La Unidad de Dolor Crónico del Servicio de Anestesia y Reanimación del Área Integrada de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha ampliado su cartera de servicios con nuevas técnicas intervencionistas para el tratamiento del dolor crónico de distintas patologías.

La incorporación de nuevas técnicas intervencionistas en el Unidad del Dolor Crónico ha sido posible gracias a la puesta en marcha a finales del pasado año de la nueva sala polivalente para procedimientos diagnósticos y terapéuticos que se habilitó en una zona intercomunicada con el área quirúrgica del Hospital Virgen de la Luz.

La ampliación de la Unidad de Dolor comenzó con la colaboración del Servicio de Radiodiagnóstico con el equipo de cinco facultativos de Anestesia que atienden este servicio y su desarrollo definitivo ha sido posible gracias a la apertura de la nueva sala polivalente, ya que este tipo de técnicas precisan de un ambiente quirúrgico y de control radiológico para su realización.

Gracias a este tipo de técnicas intervencionistas se puede tratar el dolor crónico de diferentes patologías como neuropatías, neuralgias, síndromes miofasciales, patologías de columna, síndrome de cirugía fallida de columna, etc.

Bloqueos nerviosos periféricos, facetarios, de plexos, bloqueos simpáticos, bloqueos epidurales interlaminares, transforaminales y caudales, neurolisis por radiofrecuencia, epidurolisis, bloqueos diagnósticos y terapéuticos con toxina botulínica, bloqueo regional endovenoso de miembro superior e inferior o la quimionucleosis del disco intervertebral con Discogel, son algunas de las técnicas que se han incorporado a la cartera de servicios de esta Unidad que persigue el objetivo de convertirse en multidisciplinar con cabida para otras especialidades médicas y ampliar el servicio con una unidad de dolor agudo postoperatorio.

Asimismo, la Unidad de Dolor Crónico del Área Integrada de Cuenca ha sido dotada de un espacio físico para ubicar una Consulta de Enfermería, que realiza una labor fundamental en cuanto al refuerzo de las indicaciones médicas, el seguimiento de las pautas de tratamiento o la organización de talleres con pacientes.

Tratamientos ambulatorios

La actividad de esta consulta de Enfermería se focaliza en tratamientos ambulatorios de iontoforesis, talleres para los pacientes sobre manejo de opiodes y otros tratamientos, aplicación de parches de capsaicina, etc., así como la realización de determinados bloqueos periféricos.

El dolor es uno de los trastornos que más afecta y preocupa a los pacientes y que con mayor frecuencia es motivo de consulta con el médico. La frecuencia del dolor crónico en muy elevada en nuestro país y se ha manifestado como un verdadero problema de salud pública en España. Se calcula que entre un 15 y un 25 por ciento de la población adulta sufre dolor crónico en algún momento, una cifra que se incrementa hasta el 50 por ciento en los mayores de 65 años.

Durante el año 2015, la Unidad de Dolor Crónico que funciona en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca atendió a 335 nuevos pacientes y llevó a cabo un total de 280 técnicas intervencionistas para ofrecer una asistencia especializada a pacientes que sufren dolor crónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.