GV Comunicación

Omar Escobar, el trompetista casasimarreño que actuó en los Goya

La sangre de la Manchuela es muy productiva, eso ya lo sabemos, pero resulta que de esta tierra han salido, y siguen saliendo, personas increíbles con talentos excepcionales.

Este es el caso de Omar Escobar, un joven valenciano con raíces casasimarreñas que actuó junto a su trompeta con la Film Symphony Orchestra en la 31ª edición de los premios Goya el pasado 4 de febrero.

Este trompetista empezó a estudiar música a los 7 años en la Escuela de Música de Mislata (CIM), y asegura que fue su familia, quien introdujo la música en su vida, ya que su bisabuelo, abuelo y madre estaban muy arraigados a ella, siendo ésta última quien introdujo la música en su vida pues ella tocaba la flauta en la Banda de Casasimarro, ese pueblo de la Manchuela que tanto les gusta.

Terminados los estudios del CIM pasó al conservatorio de Valencia, donde estuvo seis años antes de entrar en el Conservatorio Superior de Valencia Joaquín Rodrigo durante otros cuatro años. Allí terminó la carrera de trompeta, pero no ha dejado aún de estudiar, ya que en 2016 estuvo en Zürich continuando su formación. Todo este proceso educativo deja bien claras sus propias palabras: “Mucha gente se piensa que estudiar música es fácil, pero… son más años de lo que la gente cree, mucha constancia y paciencia, y sobre todo tener vocación y devoción”.

Tras muchos años de estudio intenso de música, ahora vive de ella y así lo demostró en la gala de los premios del cine español.

La Manchuela al Día: Ha tenido el privilegio de ser trompetista en la Gala de los Goya… ¿Cómo fue la experiencia?

Omar Escobar: ¡SI! La verdad que fue una experiencia muy chula, el tener a todas esas personas que siempre ves en la televisión tan cerca de ti y a algunos que admiras especialmente.

L.M.D.: ¿Había actuado anteriormente en algún evento parecido?

O.E.: He tocado en muchos sitios y teatros importantes, pero nunca en un evento televisivo y cultural tan importante como Los Premios Goya. Ha sido algo diferente y muy interesante.

L.M.D.: Hicieron sonar las canciones más importantes de las películas españolas del momento… Supongo que los nervios estarían a flor de piel con actores de tal índole frente a ustedes, y en un acto tan importante… Aunque deben estar acostumbrados…

O.E.: La verdad es que, personalmente, no estaba nada nervioso y mis compañeros de la orquesta creo que tampoco. Estamos acostumbrados a tocar delante de público obviamente, en ese momento no pienso si son actores o no, simplemente son un público más; tenemos que interpretar la música para ellos y hacerles disfrutar.

He de confesar que estaba más nervioso de ver a Pablo Heras-Casado que a Almodóvar… jajaja.

Los directores de las películas nominadas no se esperaban que sonaran las Bandas Sonoras de sus películas tocadas por una orquesta en directo. J.A. Bayona estaba en su butaca súper atento a la orquesta y podíamos verle emocionado. No escuchas todos los días la música de tu película en directo.

L.M.D.: De las Bandas Sonoras que interpretaron, ¿cuál fue la que más le gustó?

O.E.: De las cuatro Bandas Sonoras que interpretamos no sabría muy bien con cual quedarme. Cada una tiene un estilo diferente. Por ejemplo cuando escuchas la BSO de Julieta, sin que te lo digan sabes que es una película de Almodóvar.

Pero creo que de tener que elegir una, elegiría la BSO de ‘Un monstruo viene a Verme’, una Banda Sonora de Fernando Velázquez, una música íntima, sensible, que describe muy bien los diferentes momentos de la película. Una música solemne. De hecho fue la ganadora del premio Goya a la mejor música original. Pero yo animo a los lectores a que escuchen todas las Bandas Sonoras de todas las películas que hayan visto o vayan a ver. Se sorprenderán.

L.M.D.: ¿Cómo llega a la Film Symplony Orchestra?

O.E.: Pues es bastante curioso. Antes de crearse la FSO, Constantino (director de la FSO) y yo ya nos conocíamos; hacíamos conciertos juntos por Valencia. Además fue mi profesor de Armonía en el conservatorio Superior. Así, un día me llamó y me preguntó si quería formar parte del proyecto de la FSO, y por supuesto le dije que si.

L.M.D.: ¿Se puede hablar de algún futuro proyecto/evento en el que vaya a actuar la Film Symphony Orquesta?

O.E.: El próximo proyecto ya esta en marcha y anunciándose por todos los lados, y es una mini gira con música de la Guerra de las Galaxias. No os lo podéis perder. Podéis encontrar las entradas en la aplicación de la FSO para móviles o en la página web. Será un proyecto muy atrevido y emocionante ya que llenar un concierto solamente de música de John Williams es un reto tanto para el maestro como para los músicos.

L.M.D.: Además de con ellos, ¿trabaja con alguna otra orquesta?

O.E.: Si, También trabajo con la orquesta del reino de Aragón, una orquesta que esta saliendo a la luz en tiempos difíciles para la cultura y la economía, pero que lucha por hacer buenos proyectos y los consiguen.

L.M.D.: ¿Te dedicas a tiempo completo a la música?

O.E.: Por supuesto. Vivo por y para la música. Ya sea tocando con mi banda, tocando con orquestas, haciendo recitales de trompeta, o dando clases.

L.M.D.: ¿Ha llegado a componer algo por si mismo?

O.E.: Llegué a componer una marcha de procesión cuando estaba en 4º de grado medio y ya podía manejar la armonía con algo de facilidad. La verdad es que nunca la he puesto en un atril ni para probarla, solamente la he probado al piano. Tendré que rescatarla…

L.M.D.: ¿Hoy día se puede vivir de la música en el ámbito al que se dedica? Supongo que será difícil hacerlo  cuando no se trata de música comercial…

O.E.: Si que se puede vivir de la música clásica, aunque es complicado… Cada vez hay más músicos y mejores, la gente sale muy bien preparada.

En cuanto a la música comercial, hay muy buenos artistas a los cuales admiro, pero hay otros que en vez de artistas son terroristas que no saben lo que es la música, ni saben el sacrificio que supone, ni saben, ni sabrán sentirla ni interpretarla jamás.

L.M.D.: ¿Qué piensa sobre el mundo de la música en la época en la que estamos?

O.E.: Hoy en día, aquí en España, la música clásica no importa mucho mientras haya fútbol y otras cosas de qué hablar.

Solo vemos desgracias y muchas veces cosas que no importan para nada en la televisión o en los periódicos. De la música se habla o se escribe más bien poco… Por otra parte los políticos hoy en día no destinan ni un euro a la cultura, supongo que porque no saben lo que es…

Hablar de música clásica hoy en día para mucha gente es algo anticuado, y para mucho jóvenes, que dicen que es un rollo, esta mal vista. Simplemente es un rollo porque no han tenido paciencia para escucharla. No se ve gente joven que no estudie música en los teatros escuchando a una orquesta o una ópera. Sinceramente no saben lo que se pierden…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.