GV Comunicación

Prieto visita el Palacio de los Gosálvez en Casas de Benítez

El presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, se ha desplazado hasta el término municipal de Casas de Benítez para visitar el Palacio de los Gosálvez, a cuya rehabilitación la institución provincial va a destinar un millón de euros, que está incluido dentro del paquete de inversiones, por importe de casi 13,2 millones y con cargo al superávit de 2018, que se aprobó en pleno el pasado mes de mayo.

Miembros de la Asociación de Amigos del Palacio de los Gosálvez y su Entorno y de la Corporación municipal de Casas de Benítez han querido acompañar a Prieto en esta visita a este palacio de principios del siglo XX, que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1994 y que se encuentra dentro de la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra debido a su avanzado estado de deterioro.

Una penosa situación que, a su juicio, hace necesaria una urgente intervención en este inmueble de más 100 años de historia y de estilo entre versallesco y art decó, que lo hacen único en nuestra provincia; motivos por lo que, según Prieto, la institución provincial ha querido con esta intervención poner el broche de oro a esa estrategia de los últimos ocho años de apostar por el patrimonio como elemento vertebrador de la provincia, que le ha llevado a invertir más de 31 millones de euros en más de un centenar de actuaciones.

Y es que, tal y como ha recalcado, “estamos convencidos de que con inversiones en el patrimonio nuestros pueblos no solo refuerzan su identidad, sino también su atractivo para invertir, para vivir y para que las personas del territorio puedan encontrar nuevas iniciativas económicas”.

No es de extrañar, por lo tanto, que Prieto vea en la recuperación del palacio de los Gosálvez un elemento crucial para incrementar el atractivo de esta comarca de nuestra provincia, complementando, incluso, el gran potencial agroalimentario que posee, sin olvidar, por supuesto, que no deja de ser una zona de entrada a la provincia desde Albacete.

Es por ello que el presidente de la Diputación dice no entender “la poca visión y altura de miras” de aquellas personas, como ha hecho la oposición estos últimos cuatro años, que se oponen frontalmente a continuar mejorando el patrimonio y no ven en esta apuesta una manera de que la provincia sea más conocida y se proyecte una imagen más atractiva, pudiendo dinamizar la economía y generar empleo en torno a un sector tan estratégico como el turismo.

Condiciones de uso

La intención inicial con esta inversión de un millón de euros es que la Diputación se encargue de la contratación, ejecución y dirección técnica de las obras y, una vez concluida la rehabilitación del palacio como destino turístico, pueda hacer uso del mismo para visitas y actividades vinculadas con la promoción turística y desarrollo económico de la provincia durante un periodo anual de 100 días laborales y 30 fines de semana por un plazo de 65 años, prorrogable mediante acuerdo entre ambas partes.

Asimismo y aras de velar por el desarrollo de la comarca, la Diputación contempla, en caso de que en dicho palacio o entorno se pusiera en marcha una actividad económica que requiriera de mano de obra o servicios, que su contratación se lleve a cabo de manera preferencial en los municipios conquenses de la Ribera del Júcar, como Casas de Benítez, Casasimarro, El Picazo, Sisante, Pozoamargo, Casas de Guijarro y Villanueva de la Jara.

En definitiva, un proyecto en torno al patrimonio con vocación de hacer tanto comarca como provincia y propiciar su dinamización económica y el afianzamiento de la población en el territorio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.