Primavera

Sergio García: “No intento encontrar el sentido de la vida con la pintura, tan solo interpretarla”

Globalcaja Consumo Noticias
Sergio García, de Ceuta y residente en la comarca de la Manchuela Conquense, trabaja de forma intermitente en Carpetania Integra, una empresa de Arqueología y Restauración de Motilla del Palancar. Una actividad que complementa con su pintura, su pasión.
Estudió Biblioteconomía y Documentación, además de Restauración de Bienes Culturales en la Universidad de Granada.
Tiene su propio estudio de pintura en Motilla del Palancar y en mayo expone sus obras en Tébar.

La Manchuela al Día: Expones en mayo en Tébar… ¿Has expuesto en algún otro sitio?

Sergio García: Sí, he tenido anteriormente otras exposiciones, tanto individuales como colectivas, en Ceuta y en Motilla del Palancar, pero lo cierto es que no han sido muchas.

L.M.D.: ¿Cómo describiría la exposición que se va a realizar en Tébar?

S.G.: Es una exposición de lo trabajado en los dos últimos años, exceptuando todo lo que he hecho por encargo.

Se trata de una muestra muy ecléctica, son obras independientes y de diferentes técnicas. No son todas de una temática concreta como normalmente se hace en las exposiciones de pintura.

L.M.D.: El día 21 de mayo va a realizar una demostración de pintura en directo… ¿Cómo será?

S.G.: Tengo pensado pintar una acuarela. Es una técnica tan espontanea y fresca que permite que sea muy divertido ver cómo se realiza. Creo que puede ser interesante para quien visite la exposición.

L.M.D.: ¿Que significa para usted poder exponer sus obras al público? 

S.G.: Poder mostrar su obra es una parte muy importante en la vida de un artista, o aspirante a artista, como es mi caso. Está claro que el artista no pinta para los demás, sino para él mismo. El artista plasma lo que tiene dentro de él, interpreta el mundo y el tiempo en el que vive. Sus sentimientos, inquietudes, sensaciones, etc. convirtiéndolo en pintura. Y con ello no intenta satisfacer las exigencias de otros, sino las suyas propias, pero es evidente que desea mostrarlo y compartirlo con el mayor número de personas posible.

L.M.D.: Utiliza diferentes técnicas, pero sobre todo el óleo, ¿le gusta más que otras?

S.G.: Si, a pesar de que no es la que mejor domino. Puede que sea por ello. No sé.

Me gustan todas las técnicas. Cada una me aporta algo diferente. Pero reconozco que el óleo es la que más me conmueve. Me permite además, poder ir explorando y experimentando cosas nuevas conforme va avanzando el proceso del propio cuadro. Un cuadro al óleo puede ser todo lo sencillo o complicado que quieras. Puedes concluirlo en cuatro horas o estar años dándole vueltas.

L.M.D.: ¿Tiene su propio estudio en Motilla del Palancar?

S.G.: Si, es mi lugar de retiro espiritual. Mi isla paradisíaca.

L.M.D.: ¿Se puede vivir hoy día de la pintura?

S.G.: Si que se puede. Algunos con mejor fortuna que otros, (risas) pero sí.

No es mi caso porque mi profesión es la restauración de bienes culturales. Me formé en la universidad para ello y es a lo que me dedico profesionalmente.

También es verdad que cuando vino la crisis se empezó a invertir menos en restaurar monumentos o cualquier otro tipo de bien patrimonial y he tenido que dedicarme más a fondo en el terreno de la pintura, que es lo que realmente me apasiona, y hoy por hoy voy compaginando.

Pero conozco muchos casos de compañeros y compañeras que se dedican exclusivamente a la pintura y viven de ello.

L.M.D.: ¿Cómo empieza a pintar?

S.G.: La pintura siempre ha sido algo habitual en mi familia. Mi abuelo pintaba y mi padre pinta. Es algo que siempre he visto en casa. Desde que tengo uso de razón he sentido interés por el dibujo y la pintura, con la fortuna de tener a mi disposición todo tipo de materiales y a los mejores maestros que un niño puede tener, y que aun de adulto sigo teniendo.

No tengo recuerdo de cuando empecé. De hecho, creo que la cuestión no es cuándo empiezas a pintar (todos los niños pintan) sino cuándo lo dejas. Y yo tuve la suerte de no dejarlo nunca.

L.M.D.: ¿En qué se inspira?

S.G.: En lo que me rodea. Mi pintura no es nada conceptual. No intento encontrar el sentido de la vida. Sólo quiero interpretarla.

L.M.D.: ¿Algún artista en quien se haya fijado durante su vida?

S.G.: Obviamente, mi padre y mi abuelo. Son mis mayores ídolos, y por tanto los que encabezan mi lista de artistas preferidos.

Después tengo de todo. La verdad es que es difícil mencionar “algún” artista porque son muchos, y cada uno de ellos ha aportado algo en mí. Rembrandt, Velazquez, Goya, David, Monet, Degas, Cezanne, Picasso, Mucha, Klimt, Sorolla, Fortuny, Bacon, Freud, Hopper, Antonio López, Kanevsky… por decir solo “algunos” en pintura. Porque también hay ilustradores, dibujantes de cómic, etc.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.