Primavera

El Servicio de Pediatría del Hospital de Cuenca presenta actualizaciones terapéuticas en el tratamiento del broncoespasmo agudo

  • La sesión ha sido desarrollada Teresa Sánchez de Mora Parody, MIR de Medicina Familiar y Comunitaria y el facultativo Juan Manuel Rius, especialista del Servicio de Pediatría

  • Han defendido las ventajas del sistema inhalador con cámara presurizada (ICP) y cámara espaciadora para la administración de fármacos inhalados

Analizar qué modalidad de administración de los fármacos inhalados tiene más ventajas en el tratamiento del broncoespasmo agudo en Pediatría ha sido el asunto tratado esta semana en Sesión Clínica General en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

La presentación de esta sesión hospitalaria ha corrido a cargo de la doctora Teresa Sánchez de Mora Parody, médico interno residente de Medicina Familiar y Comunitaria en el Área Integrada de Cuenca y el doctor Juan Manuel Rius Peris, facultativo especialista del Servicio de Pediatría.

Este tratamiento está indicado para la administración de fármacos inhalados a pacientes pediátricos con broncoespasmo agudo (situación de dificultad respiratoria en los niños que se ha repetido sucesivamente) y no en los casos de un primer episodio de broncoespasmo o episodio disneizante, denominado bronquiolitis aguda (BA).

Según han transmitido, en la actualidad y según las evidencias científicas, el sistema inhalador con cámara presurizada junto a una cámara espaciadora y mascarilla tiene importantes ventajas frente al método de nebulización de pared con oxígeno, aunque éste se considere más efectivo.

Entre las ventajas del sistema inhalador con cámara presurizada para el tratamiento del broncoespasmo, Teresa Sánchez, ha asegurado que se ha mostrado más seguro porque hay menos efectos secundarios y que es más efectivo en la práctica ya que se deposita mayor cantidad de fármaco a nivel pulmonar.

Asimismo, ha destacado que el tiempo de espera de los pacientes en Urgencias se reduce notablemente con la administración de los broncodilatadores mediante esta modalidad de tratamiento, lo que redunda de forma positiva en la calidad asistencial y en la satisfacción del paciente.

Por último, ha indicado que el método tiene un valor educativo porque si posteriormente es el sistema que el médico recomienda para la administración del medicamento en casa, los padres pueden conocer cómo administrar el medicamento mediante este procedimiento y se evitarían nuevas visitas a Urgencias e incluso ingresos hospitalarios.

En la sesión han participado, principalmente, profesionales del Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Luz, así como del Servicio de Pediatría y también ha contado con la asistencia de numerosos profesionales de Atención Primaria, ya que se considera fundamental la coordinación entre ambos niveles asistenciales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.