Unión en la lucha contra las Macrogranjas

Un millar de habitantes de pueblos de la región han estado este domingo en Toledo para exigir a los representantes políticos de la Junta de Comunidades que apoyen la aprobación de la moratoria a nuevos proyectos de macrogranjas de cerdos hasta que se haga un ordenamiento del sector.

La situación actual, donde en el caso de Cuenca, Incarlopsa ya ha anunciado la producción de hasta un millón y medio de cerdos alrededor de Tarancón, está permitiendo proyectos tan aberrantes como la instalación en Zarzuela de una macrogranja con 3.085 cerdas reproductoras y 80.000 lechones que consumirá 44.000 m3 de agua y genera 17.469 m3 de purines al año a las puertas del Parque Natural de la Serranía de Cuenca.

La protesta ha estado llena de colorido e ingenio con disfraces y canciones: “A los pequeños pueblos nos llenan de mierda. Incarlopsa e Icpor, no queremos vuestro hedor. Y a los políticos venimos a decirles que vivir así es insufrible. La burbuja explotará y la ruina quedará. Por eso, apoyad ahora la moratoria y pensad en el fin de esta historia. Que esta no es la solución, frente a la despoblación”.

Se han unido así a la reivindicación de CLM Stop Macrogranjas y la plataforma provincial Pueblos Vivos a cuatro días de que se debata en las Cortes de CLM la proposición no de ley para pedir dicha moratoria, la cual que paralizaría nuevos proyectos hasta que se ordene el sector y se conozcan verdaderamente los impactos negativos que la industria porcina tiene sobre el medio natural: contaminación de aire, tierra y aguas subterráneas. Dicho impacto ya se puede comprobar en otras regiones como Cataluña, donde más del 40% de los acuíferos de la región están contaminados por nitratos procedentes de dicha industria.

La Plataforma Serranía Limpia y Viva de la Serranía de Cuenca también se ha unido a la solicitud de CLM Stop Macrogranjas a la Consejería de Medio Ambiente de una rigurosidad absoluta en los procesos de evaluación ambiental de las solicitudes de instalación de ganadería industrial puesto que la Ley existente en la región es muy laxa. Tanto es así que proyectos de macrogranjas como los de Huerta de la Obispalía y Cañete, que contaban con el visto bueno de la JCCM, han sido después parados en el juzgado. CLM Stop Macrogranjas calcula que actualmente hay más de 70 proyectos en proceso administrativo en la región.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.