Primavera

Ana Cristina Garrido: «Los ejercicios dentro del agua mejoran la coordinación y el equilibrio»

Globalcaja Consumo Noticias

El aquaerobic es un deporte que combina los beneficios del aerobic de la natación.

Ana Cristina Garrido es monitora de spinning, aerobic y aquaerobic, además de monitora de infantil y cuentacuentos. Tiene 32 años, es de Minglanilla y lleva 10 trabajando dando clases de aerobic por diferentes pueblos de la provincia de Cuenca.

Minglanilla, Iniesta, Graja de Iniesta, La Pesquera, Almodóvar del Pinar, Puebla del Salvador… Son algunos de los municipios de la Manchuela Conquense en los que ha estado dando clases.

Durante el verano de 2015 está impartiendo clases de aquaerobic en Minglanilla e Iniesta, poblaciones en las que tiene alrededor de 60 alumnas.

La Manchuela al Día: ¿Qué es el Aquarobic?

Ana Cristina Garrido: Son ejercicios como el aerobic pero dentro del agua. Lo bueno del agua es que no hay rebotes y las mujeres mayores también pueden hacer los ejercicios. A la hora de saltar, doblar las rodillas y demás, es mejor para evitar lesiones.

Las clases duran una hora y las repartimos en tres partes: 30 minutos de cardio, 20 minutos de tonificación, y 10 minutos de relajación y estiramientos.

 

L.M.D.: ¿Qué diferencia tiene con el aerobic?

A.C.G.: En el aerobic la coordinación es mejor, se lleva mejor el ritmo de la música, porque no hay que hacer fuerza con el agua para moverte. Los ejercicios son parecidos, pero van más rápidos. En cambio en el agua los movimientos son más lentos y no hay impactos contra el suelo; las rodillas sufren menos… Pero el esquema de la clase es el mismo: primero cardio, después tonificación, y por último relajación. En el agua la relajación se nota más porque estás flotando.

A mi me gusta más el aquaerobic, pero lo malo es que solo dura un mes, que es el mes de verano porque no hay piscinas cubiertas.

 

L.M.D.: ¿Qué tipo de ejercicios hacéis?

A.C.G.: Hacemos ejercicios con churros para hacer más resistencia en el agua y así trabajar más los brazos. Trabajamos la coordinación con piernas y brazos, equilibrios…

Nos lo pasamos muy  bien, y hay quien viene por desconectar un poco después de todo el día.

Además, como las clases se dan a última hora del día, que el agua está tan caliente, se nos pasa el tiempo volando.

 

L.M.D.: ¿Qué beneficios tiene el aquaerobic?

A.C.G.: Los ejercicios dentro del agua tienen muchos beneficios porque no hay miedo de caídas, de hacerse daño… Mejora la coordinación, el equilibrio… Hay que tener en cuenta que en el agua no tienes estabilidad. El agua te pone una resistencia y para dar un solo paso tienes que hacer más fuerza que estando fuera del agua.

Además, dependiendo de la intensidad de trabajo que se quiera hay diferentes herramientas; nosotras estamos utilizando el churro, pero se puede utilizar la tabla, o un balón, que con el simple hecho de sumergirlo ya nos obliga a hacer más fuerza, porque tiende a flotar. Fuera del agua si que tenemos que coger algo que pese para ejercitarnos, pero dentro del agua aunque no pese da igual.

Hay que decir que la animación dentro del agua es más cómoda, porque no se les ve y si alguna tiene vergüenza no les importa hacer los ejercicios. En el agua no se sienten ridículas. Hay muchas personas mayores que vienen porque pueden moverse mejor que en una clase de aerobic normal.

 

L.M.D.: ¿Cansa más o menos que el aerobic?

A.C.G.: Trabajas más en el aquaerobic, pero no se suda porque estas en el agua y estás más fresca.

 

L.M.D.: ¿Se recomienda que se sepa nadar?

A.C.G.: No es necesario porque trabajamos en la zona menos profunda de la piscina y siempre tenemos un socorrista pendiente de nosotras. De todas formas los ejercicios que hacemos, quitando que nos agarremos al borde de la piscina y levantemos los pies, no tienen peligro, pero aún así está el socorrista y siempre da una seguridad.

 

L.M.D.: ¿Cuánta gente tienes apuntada?

A.C.G.: Doy clase a 40 mujeres en Iniesta y en Minglanilla a unas 20. Les gusta mucho el aquarobic porque se sienten ágiles dentro del agua.

 

L.M.D.: ¿A quá edades impartes las clases de aquaerobic?

A.C.G.: He llegado a tener una señora de 80 años y tenemos gente de 20 años. Vamos, que tenemos a gente de todas las edades.

A esta mujer de 80 le ponemos a hacer ejercicios fuera del agua y no puede ni empezar, pero en el agua es diferente y aguantaba muy bien.

 

L.M.D.: Supongo que para la gente mayor los ejercicios en el agua les vienen bien para los problemas de huesos y musculos…

A.C.G.: Si. Hay personas que fuera del agua no pueden levantar del todo la pierna, pero en el agua sí porque la presión del agua les ayuda a moverse.

 

L.M.D.: ¿Cuánto tiempo llevas dando clases?

A.C.G.: Tengo 32 años, y llevo desde los 22 dando clases de aerobic. Es un hobby con el que vivo. Podría estar trabajando ocho horas seguidas y ganar tres veces más, pero la satisfacción de llegar a casa y saber que al día siguiente me esperan con los brazos abiertos…

Alguna vez me han dicho que habían preguntado en el Ayuntamiento si ese año iba a dar yo las clases porque si no era yo no iban a apuntarse.

Trabajar de lo que te gusta y vivir de ello me encanta. De un pueblo sólo no podría vivir, pero yendo a dos o tres sí, porque en cada pueblo hago varias cosas. Hago el pre deporte, cuentacuentos, spinning, aerobic, monitora de infantil…

Me lo voy organizando para tener la tarde completa, pero son trabajos de invierno. Llega verano y es el aquaerobic.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.