GV Comunicación

Cuenca distribuirá 29.520 dosis de la vacuna de la gripe en la campaña de 2017

  • La directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández Marín y el gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, han recordado la importancia de la vacunación para los grupos de riesgo
  • Han agradecido el trabajo de los profesionales sanitarios de Cuenca que durante dos años consecutivos han logrado las mejores cifras de cobertura de vacunación de la región entre los mayores de 65 años

Playa Altair

El Plan de Prevención y Actuación frente a la Gripe que ha puesto en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha para la temporada 2017-2018 contempla la distribución de 29.520 dosis de vacunas contra la gripe en el área de Salud de Cuenca.

Campaña de vacunación, Plan de Frecuentación y campañas informativas dirigidas a la población en general son los tres ejes de este Plan de Prevención y Actuación que han presentado hoy en Cuenca la directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández Marín y el gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, acompañados por el jefe de Servicio de Salud Pública de la Dirección Provincial, Vicente Poyatos y la directora médico de la Gerencia, Adoración Romero.

Según han indicado la campaña de vacunación, que comenzó ayer en toda la región, se ha iniciado en Cuenca con toda normalidad y los centros de salud y los consultorios locales del área de Salud están preparados para atender la demanda de los pacientes y proceder a la vacunación de los grupos de riesgo.

La directora provincial ha recordado que la población a la que va destinada la vacuna son, entre otros, los mayores de 65 años, adultos y niños con procesos crónicos, en tratamiento u hospitalización durante el año anterior por diabetes, insuficiencia renal, anemias o inmunosupresión; niños y adolescentes en tratamiento prolongado con aspirina, embarazadas, trabajadores de servicios públicos asistenciales, fuerzas de seguridad del Estado, protección civil, bomberos, personal de emergencias y trabajadores de centros de internamiento.

Asimismo, se aconseja la vacunación a todas aquellas personas que puedan trasmitir la gripe a quienes tienen riesgo de presentar complicaciones, como son los trabajadores de centros sanitarios, de residencias de mayores y de otros servicios sociales, así como cuidadores domiciliarios, así como viajeros internacionales y trabajadores que por su ocupación puedan estar en contacto con aves sospechosas de gripe aviar.

Programar las citas

La titular de Sanidad en Cuenca ha hecho hincapié en que como cada año son los centros sanitarios los que programan sus citas para el inicio de la vacunación, en función de su población de riesgo o de sus propias cargas asistenciales, por lo que ha recomendado a los conquenses dirigirse a su centro de salud o consultorio local para que sea allí donde les indiquen los días y horarios establecidos para la vacunación.

Por lo que respecta a los resultado de la campaña de vacunación de la pasada temporada, la directora provincial ha informado que la cobertura de vacunación alcanzada entre los mayores de 65 años en Cuenca se situó en un 64,9%, con 20.778 dosis administradas, muy cerca del objetivo de la Consejería de Sanidad que contempla alcanzar o superar el 65% de vacunación entre los mayores de 65 años.

En este sentido la directora provincial ha agradecido el trabajo que desarrollan los profesionales sanitarios que durante dos años consecutivos han logrado las mejores cifras de vacunación de Castilla-La Mancha entre el colectivo de personas mayores de 65 años. En total en Cuenca se administraron 28.312 dosis de la vacuna contra la gripe.

En cuanto a la incidencia de la enfermedad, durante la temporada 2016-2017 se declararon a la Red de Médicos Centinela de Castilla-La Mancha 132 casos de gripe en Cuenca, lo que supone una tasa de incidencia acumulada de 1.510,8 casos por 100.000 habitantes. Esta incidencia es inferior a la de la temporada 2015-2016 durante la cual se alcanzaron en Cuenca 2.821,9 casos por 100.000 habitantes.

La estimación es que durante la pasada temporada padecieron la gripe en Cuenca unas 6.000 personas, lo que supone alrededor del 3% de la población de la provincia.

Por su parte, el gerente del Área Integrada de Cuenca ha explicado que, como en los dos últimos años el Gobierno regional ha puesto en marcha un Plan de Alta Frecuentación por la Gripe que tiene como objetivo dar respuesta a situaciones puntuales de sobrecarga asistencial que se pueden dar en los centros sanitarios como consecuencia del repunte en los servicios de urgencia por la incidencia de la gripe.

Seguimiento diario

Según ha explicado Pérez Sola en el Área Sanitaria de Cuenca este Plan se ha diseñado para realizar un seguimiento diario a través de una comisión que se encargará de evaluar y adoptar las decisiones en cada momento. Esas decisiones el refuerzo de personal, la agilización de las altas incluso durante los fines de semana o la priorización de pruebas complementarias e interconsultas para los pacientes hospitalizados con el fin de disminuir la estancia en el centro hospitalario. Asimismo, ha indicado que todas las camas del Hospital Virgen de la Luz se encuentran operativas, una vez que ya han finalizado las obras realizadas este verano en dos plantas de hospitalización.

En cuanto al área de Atención Primaria, se detectarán los picos de demanda asistencial más altos y las demoras en consultas con el fin de facilitar la accesibilidad y llevar a cabo los refuerzos de personal que se consideren necesarios.

Por último han animado a los ciudadanos a informarse de las medidas necesarias para hacer frente a la gripe a través de la campaña informativa de prevención y actuación que está desarrollando el Gobierno regional a través del Sescam y que al igual que el pasado año ha sido elaborada en colaboración con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

En mensajes sencillos y concretos las recomendaciones se centran en los aspectos preventivos para evitar el contagio y las medidas a adoptar si ya nos hemos contagiado. En este sentido han recordado que los síntomas de la gripe, salvo complicaciones por otras enfermedades, se atajan con analgésicos y antitérmicos para reducir la fiebre, con abundante hidratación, reposo y medidas de higiene adecuadas para evitar los contagios como taparse la boca y nariz para toser y estornudar, hacerlo en pañuelos desechables y lavarse las manos con frecuencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.