Piensa con los pulmones
Primavera Michelin

Domingo Terencio publica junto al párroco, Antonio Chicote, un libro sobre la historia de Buenache de Alarcón

La Iglesia San Pedro Apóstol de Buenache de Alarcón fue el escenario perfecto para la presentación del libro ‘Buenache de Alarcón, Historia y Religiosidad Popular. V Centenario de la creación del Archivo Parroquial. 1514 – 2014’. Una obra maestra escrita por Domingo Terencio que surgió con la conmemoración de los 500 años del primer registro bautismal en Buenache de Alarcón.
Domingo es licenciado en Historia Medieval por la Universidad de Valencia y ejerce como profesor de Geografía e Historia en el IES “Jorge Manrique” de Motilla del Palancar, y aunque es natural de Valencia, reside en Buenache de Alarcón y asegura que la Iglesia San Pedro Apóstol le sigue sorprendiendo igual que el primer día.
Con la ayuda del párroco del municipio, Antonio Chicote, reunió información suficiente para crear este libro que se presentaba el pasado 11 de febrero de 2016, gracias también a la gran ayuda de la Diputación Provincial de Cuenca.

La Manchuela al Día: ¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Domingo Terencio: Bueno, la idea fue de Antonio Chicote, el párroco del pueblo. Un día me comentó que estaba próximo el día de conmemorarse 500 años del primer registro bautismal y que sería interesante poder celebrar este evento. Fue entonces cuando realizamos una primera visita al archivo diocesano en Cuenca, con el fin de conocerlo y realizar una primera toma de contacto con los libros de bautismo. Unos meses más tarde volvimos otra vez y, en el camino de vuelta consideramos la necesidad de escribir un folleto sobre la iglesia. La idea fue cogiendo cuerpo y al final se ha convertido en este libro.

L.M.D.: Supongo que el libro recogerá una pequeña parte de lo que es todo lo que encontraron…

D.T.: Desde luego. No hemos visto ni la décima parte.

El archivo parroquial está completo, reúne información desde 1514 hasta la actualidad, además, no solo reúne los libros de bautismo, defunciones, confirmación… también posee los archivos, prácticamente completos, de todas las cofradías que han existido en la localidad.

L.M.D.: Aparte de lo de la pila bautismal, ¿qué es lo que más pudo sorprenderle de todo lo encontrado sobre Buenache?

D.T.: En relación al archivo, la existencia de todos los libros de cofradías; a partir de ellos se puede conocer muy bien todo lo relacionado con la religiosidad popular. Ese campo es en el que estoy más especializado y me parece más interesante.

L.M.D.: ¿Qué les lleva a buscar información en el archivo?

D.T.: Cómo te he comentado antes, Antonio Chicote quería celebrar el V centenario del inicio del archivo parroquial y además había adquirido un legajo sobre Buenache en el que se narra un contencioso en el s. XVII contra el señor de Buenache.

Todo esto facilitó la necesidad de intentar conocer con mayor profundidad algunos aspectos sobre la historia del pueblo. No hay mucho escrito sobre el pueblo y el archivo era el recurso más inmediato al que podíamos acudir.

L.M.D.: Comentó en la presentación que el libro se divide en cuatro partes…

D.T.: En efecto, los motivos estriban por un lado, en comentar aspectos sobre el V centenario pero, por otro lado, consideré necesario intentar ilustrar otros aspectos histórico culturales sobre la localidad.

Nunca se ha escrito nada sobre el pueblo y esta era una buena ocasión para hacerlo. Por ello hay un primer capítulo que narra aspectos históricos desde los orígenes de la localidad en la Edad del Hierro (s. IV a C) hasta el s. XV.

Quise introducir e ilustrar la importancia que tienen los libros parroquiales para desarrollar estudios demográficos en momentos anteriores al desarrollo de estudios estadísticos y los primeros censos, por eso el breve estudio del segundo capítulo.

En el tercer capítulo era inexcusable hacer un estudio más profundo sobre la iglesia de San Pedro Apóstol en sus aspectos formales y su evolución.

Finalmente, dada la importancia y el volumen que hay en el archivo, consideré conveniente hacer una breve descripción sobre aspectos de la religiosidad popular.

Todos los capítulos están pensados con un interés divulgativo, por este motivo, en todos hay un interés por aclarar ideas, nombres y procesos. Pese a que el estudio es científico, en todo momento he considerado indispensable que pesasen más los aspectos didácticos para facilitar la lectura del libro.

L.M.D.: Y se han quedado muchas cosas en el aire que seguro que dan para más libros…

D.T.: Desde luego, se han quedado muchísimos aspectos por desarrollar, es necesario profundizar en algunos aspectos iconográficos vinculados a los retablos y al propio templo. Por otra parte, el archivo puede proporcionar información mucho más detallada sobre la localidad, no tanto en sus aspectos políticos o acontecimientos sino sobre la gente, sus creencias, la forma de vivir la religiosidad…

L.M.D.: ¿Tienes pensado publicar algún otro libro?

D.T.: Si me gustaría, especialmente quisiera hacerlo sobre Buenache, y es que me gustaría hacer un estudio mucho más completo sobre la religiosidad popular a lo largo de la Edad Moderna completando el estudio con las cofradías de toda la comarca.

L.M.D.: Comentó que cuando vio por primera vez la iglesia le sorprendió mucho, ¿qué fue lo que te enamoró de ella?

D.T.: Lo que más me gustaron fueron dos cosas: la belleza y armonía de la capilla de la inmaculada y el aspecto, por su monumentalidad, de las tres naves principales de iglesia, no importa la desigualdad entre los arcos formeros o las cabeceras, siempre tengo la sensación de estar en un recinto especial, muy diferente al de las iglesias de su entorno.

L.M.D.: ¿Dónde y por cuanto se vende el libro?

D.T.: Se están vendiendo a 15€ y de ello se encarga Don Antonio. Se está vendiendo por quince euros y todo lo recaudado va destinado a sufragar el gasto del préstamo pedido para empezar a restaurar la iglesia.

Ya se han agotado los primeros y esperamos que se puedan editar más ejemplares, sabemos que hay bastante demanda y puede ser una ayuda importante.

L.M.D.: Se dice que no se aprecia lo que se tiene, pero la Iglesia San Pedro Apóstol de Buenache de Alarcón es una iglesia muy querida en el pueblo…

D.T.: Es cierto, todos los buenacheros, los que residen allí y los que no, están muy orgullosos de su iglesia. Son conscientes del gran valor que tiene y ven con pena como se va deteriorando y no se acaba de iniciar un proceso de restauración total.

Hay que recordar que la iglesia necesita una inversión muy importante si se quiere restaurar debidamente, el préstamo pedido ha permitido consolidar el templo, pero es necesario realizar una restauración mucho más profunda, el primer proyecto que se realizó hace unos años excedía el millón de euros. Vemos pasar el tiempo y sigue sin acometerse una restauración integral.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.