Piensa con los pulmones
Primavera Michelin

El Gobierno regional y el sindicato CCOO coinciden en que el presupuesto de 2016 supone el inicio de la recuperación de Castilla-La Mancha

  • El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado que el Gobierno autonómico desarrolla una política tributaria que hace pagar menos a quien menos tiene y una política presupuestaria que, desde el punto de vista del gasto, tiene como objetivo que reciban más aquellos que más lo necesitan
  • El Ejecutivo regional va a apostar por un sistema de financiación autonómica que haga valer el principio de suficiencia para que la Comunidad Autónoma disponga de los recursos necesarios para financiar las competencias que tiene asignadas

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado hoy que el proyecto de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2016 es la primera anualidad de un plan ambicioso de recuperación económica y social de la región para la legislatura.

Ruiz Molina ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, tras la reunión que ambos han mantenido sobre los presupuestos de la región para este año.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que las cuentas regionales de este año priorizan el gasto social, ya que se destina el 70% del gasto no financiero a las políticas de sanidad, educación y servicios sociales. Así, ha continuado, se incrementa en 315 millones de euros el gasto social respecto a 2015.

Junta a la política social, ha explicado Ruiz Molina, “el segundo objetivo es motivar el crecimiento económico porque no hay otra forma de generar empleo y, para impulsar ese crecimiento, las políticas dirigidas a la incentivación de la inversión empresarial crecen en un porcentaje muy importante”.

Durante la reunión también se ha analizado la Ley de Medidas Administrativas y Tributarias que acompaña a los presupuestos. Ruiz Molina ha trasladado al secretario general de CCOO en la región que la misma “reduce la presión fiscal” en Castilla-La Mancha, gracias a la supresión de tasas y las modificaciones que se van a llevar a cabo en los impuestos de Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

“Una política tributaria que hace pagar menos a quien menos tiene y una política presupuestaria que, desde el punto de vista del gasto, hace que reciban más aquellos que más lo necesitan”, ha añadido el titular de Hacienda y Administraciones Públicas.

Asimismo, ha resaltado que, según había transmitido a CCOO, se está ante “una política claramente redistributiva”, con la que se pretende “hacer partícipes de la riqueza que generemos a todos los ciudadanos y que, “por tanto, ese crecimiento se convierta en desarrollo y sea un instrumento para reducir la desigualdad”.

También en relación con las cuentas de la Comunidad Autónoma para 2016, Ruiz Molina ha indicado que hacen “compatibles la sostenibilidad presupuestaria con la sostenibilidad social y, desde el punto de vista financiero,  están dirigidas al cumplimiento de los objetivos de déficit y de sostenibilidad financiera”.

Por último, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha manifestado a CCOO que espera que, si así lo consideran, enriquezcan los presupuestos con sus aportaciones en la tramitación parlamentaria.

Por su parte, el secretario general de CCOO ha asegurado que, además del crecimiento “muy relevante” del gasto social, el presupuesto para 2016 “viene a recoger las aspiraciones generales” que el sindicato ha manifestado “en los últimos tiempos”. Igualmente ha resaltado que el proyecto de presupuesto supone “un cambio claro de filosofía y también un cambio claro de prioridades”.

“Hay partidas muy importantes en el presupuesto fruto del acuerdo y el debate previo con el Gobierno y con los agentes sociales y económicos, como el Plan de Empleo y el Plan Adelante, que tienen una lógica de recuperación de la economía y también de justicia para la gente que peor lo está pasando”, ha explicado Gil, señalando como ejemplo el incremento del 43% que tendrán los programas de desarrollo económico y empleo.

Un sistema de financiación que recoja el principio de suficiencia

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha manifestado que desde el Gobierno regional se va a “apostar fuerte por aumentar la capacidad de gasto que tiene la Comunidad Autónoma” y, para ello, hay que trabajar en el nuevo sistema de financiación autonómica.

Así, el Ejecutivo regional va a apostar por “un sistema de financiación que haga valer el principio de suficiencia” para que la Comunidad Autónoma disponga de “los recursos necesarios para financiar las competencias” que tiene asignadas.

En este sentido, ha añadido que el Gobierno de Castilla-La Mancha está totalmente descontento con el funcionamiento del actual sistema de financiación para esta región porque estudios independientes, como el de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), han puesto de manifiesto que “el sistema no financia suficientemente las competencias que tiene asumidas la Comunidad Autónoma”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.