Primavera

Francisco José Garrido: “El viñedo de secano se ve gravemente amenazado por el cambio climático”

Globalcaja Consumo Noticias

El vicepresidente de la Denominación de Origen Manchuela, Francisco José Garrido, es también presidente de Villavid, una de las bodegas que forman parte del ‘Manchuela Wine Group’ que se creó el pasado mes de agosto en Villamalea

La ‘Manchuela Wine Group’ es una cooperativa de segundo grado que nace fruto de la unión de las cooperativas San Antonio Abad, de Villamalea, San Gregorio Magno, de Navas de Jorquera, Villavid, de Villarta, Virgen de la Estrella, de El Herrumblar, San Isidro Labrador, de Ledaña y Villagar, de Villagarcía del Llano; todas ellas de la D.O. Manchuela

La Manchuela al Día: ¿Por qué se creó la Manchuela Wine Group?

Francisco J. Garrido: Se decidió formar esta Cooperativa de Segundo Grado ‘Manchuela Wine Group’, para intentar, fundamentalmente, unificar la oferta y comercializar el 100% del producto que producen las Cooperativas que la forman.

Se finalizó en agosto de este año 2017, pero la verdad es que hemos estado trabajando un año y medio haciendo reuniones con todas las cooperativas de la D.O. Manchuela y planteando cómo iba a ser el proyecto. Después, tras fijar unos objetivos concretos la constituimos en agosto y al final solamente somos seis las cooperativas, que nos hemos unido.

L.M.D.: ¿Trabajan junto a la D.O.?

F.J.G.: No; es una Cooperativa de Segundo Grado que tendrá sus vinos embotellados con Denominación de Origen, con las marcas que ya tienen las seis Cooperativas. Y se van a comercializar fundamentalmente vinos a granel.

L.M.D.: ¿Qué bodegas o cooperativas la integran?

F.J.G.: Villamalea, que es la cooperativa mayor y es donde hemos puesto la sede y de donde es el presidente Ángel Cañada, y luego está Virgen de la Estrella de El Herrumblar, Bodegas Villa Vid de Villarta, San Isidro de Ledaña, Bodegas VillaGar de VillaGarcía del Llano y San Gregorio Magno de las Navas de Jorquera.

L.M.D.: ¿Qué aporta el Wine Group a los vinos de estas seis Cooperativas?

F.J.G.:Pues para empezar, estamos trabajando con un programa informático  único para las seis. Antes cada uno trabajaba con su propio programa, con lo cual, vamos a tener el mismo programa de gestión y de información para todas, la misma trazabilidad para todas y desde el Wine Group se va a controlar toda la producción y todo el stockaje de vino de la seis cooperativas.

Es muy importante que haya un mismo programa que gestione y que se utilice el mismo método para las seis cooperativas. Después se van a homogenizar normas de producción y de vendimia en las seis cooperativas, con el objetivo de homogenizar los procesos, es decir, concentrar la oferta y vender toda la producción en común.

L.M.D.: Y la D.O. ¿qué es exactamente?

F.J.G.:Las Denominaciones de Origen son sellos de calidad de una comarca en concreto. Las Denominaciones de Origen te dan una identidad y un sello de calidad para poder vender en España y en todo el mundo. Son vinos que ya están calificados por empresas  externas de calificación y son vinos que le van a dar una garantía al consumidor en las botellas de vinos de calidad con un sello de calidad y con un proceso que no tienen otros vinos.

L.M.D.: Con vinos tan buenos como los que hay en España, no se tiene mucha cultura del vino…

F.J.G.:La cultura del vino en España, por diversas circunstancias, no se ha trabajado ó se ha ido asociando a problemas de otra índole.

Yo me acuerdo en la época de mis abuelos, el consumo per cápita en España estaba más alto que hoy en día, por lo que esa cultura se ha ido perdiendo.

¿Qué se puede hacer? Pues ahora mismo hay creada a nivel nacional una interprofesional del  vino de España que va a intentar hacer publicidad e incentivar el consumo a nivel nacional. Las bodegas y las cooperativas estamos aportando para esa interprofesional una cuota que se empezó a pagar el año pasado y vamos a hacer campañas de marketing y publicidad para ver si incentivamos el consumo.

L.M.D.: ¿Cuáles diría que son los mayores atributos de la D.O. de los vinos de La Manchuela?

F.J.G.:Esta Comarca aporta una personalidad por el terreno que tenemos y por la climatología. Son viñedos de secano con aire solano con mucha diferencia de temperatura entre la noche y el día. Son aires que vienen del mar con humedad  y las uvas maduran por la diferencia de temperatura entre el día y la noche de forma lenta que es lo que hacen que esos vinos tengan aromas y determinadas condiciones  de fruta.

Los rosados son muy afrutados, fundamentalmente por la climatología y el terreno. Tú bebes un rosado de bobal y parece de fresa.

L.M.D.: ¿Qué diferencia hay entre una bodega que hace un buen vino con D.O. y otra que hace vino de mesa?

F.J.G.:Fundamentalmente la diferencia está en el sistema de cultivo  y en las producciones. A producciones altas ó de riesgo sin control la calidad baja, y son uvas que van más enfocadas para hacer mosto ó para hacer vinos para alcohol para destilados; y si las producciones son lógicas, razonables, es decir, producciones como las que tenemos en la Denominación de Origen de siete u ocho mil kilos por hectáreas, se saca una mayor calidad para poder hacer vinos embotellados con Denominación de Origen, y vinos a granel de mucha calidad para vender a regiones que son mucho más comercializadoras que nosotros.

L.M.D.: Se puede decir que todo se basa en el control…

F.J.G.:El sistema de cultivo y las producciones. Todas las Denominaciones de Origen tienen un límite de producción por parcela.

L.M.D.: ¿Qué se exige para que un vino entre en la Denominación de Origen?

F.J.G.:Lo primero que hay que hacer es inscribirte en la Denominación de Origen, inscribir las parcelas, hacer un sistema de cultivo que no produzcan más de los kilos que permite el pliego de condiciones, y elaborar el vino como ellos te exigen.

Después una empresa externa certifica que todo haya sido correcto y te dan el visto bueno para embotellarlo.

L.M.D.: ¿Y cómo se ha dado la vendimia este año?

F.J.G.: Muy rápida. Este año el cambio climático está afectando. El viñedo de secano se está viendo gravemente amenazado por el cambio climático. Si sigue la sequía conforme va, no sabemos si las plantas aguantarán estas subidas de temperaturas.

Pero ya no solo en los viñedos, también el almendro y el olivar, todos los cultivos leñosos de secano; de hecho, la producción del año pasado bajó en Castilla-La Mancha a 24 millones de hectolitros y este año nos vamos a quedar en 19 millones.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.