Primavera

Godoy afirma que CLM está dispuesto a sentarse con la Universidad pero quiere conocer “hacia dónde va y en qué se gasta el dinero”

  • El delegado provincial de la Junta, Ángel Tomás Godoy, considera indispensable que las cuentas de la Universidad sean controladas, al igual que en otras comunidades, respetando la autonomía de la institución

  • Godoy lamenta que la dirección de la UCLM no esté informando a la comunidad universitaria “con claridad” y asegura que no hay razón para acometer recortes pues el Gobierno regional ha mejorado la financiación

El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha recibido esta mañana en su despacho a los representantes de la Delegación de Estudiantes del Campus Universitario de Cuenca tras la marcha celebrada hoy para informarles de las negociaciones que el Gobierno regional está llevando a cabo con la dirección de la UCLM.

Godoy ha explicado que el Gobierno regional no se ha negado a atender las demandas de la Universidad de Castilla-La Mancha pero considera imprescindible conocer “hacia dónde quiere ir la Universidad”, a través de un contrato-programa; y “en qué se gasta el dinero la institución académica”, sometiendo sus cuentas al control del Servicio de Intervención de la Junta.

“Nosotros estamos dispuestos a sentarnos con la Universidad y valorar sus peticiones siempre y cuando sepamos dónde quiere ir, con un contrato-programa, y en qué gasta el dinero, a través de una fiscalización de la Intervención de la Junta como pasa en todas las comunidades autónomas”, ha insistido el delegado provincial, que considera que se trata de dos peticiones “más que razonables”.

El representante de la Junta de Comunidades en la provincia ha explicado que este contrato-programa que propone el Gobierno regional incluiría una cantidad fija y otra variable en función del incremento del alumnado, el desarrollo de proyectos de investigación, la mejora en rankings, las acciones de internacionalización, la ampliación de la oferta o la implantación de nuevos estudios en los diferentes campus de la UCLM, etc.

En cuando al control de las cuentas, ha recordado que el dinero que reclama la Universidad “es de todos los castellano-manchegos y tiene que estar sometido al control del Servicio de Intervención de la Junta de Comunidades como cualquier subvención que reciben cualquier entidad”. Además, ha recordado que la deuda de la Universidad regional computa como deuda de la comunidad autónoma, por lo que podría darse al caso de que esa deuda condicionara la prestación de otros servicios educativos, sanitarios, etc.

Las becas, ayudas al estudio y sueldos están garantizados

Godoy ha afirmado que comprende la preocupación de los estudiantes pues la dirección de la Universidad “no está informando con claridad”, y ha asegurado a que la estabilidad de la Universidad “está garantizada”, así como todas las ayudas al estudio y becas, los proyectos de investigación y los sueldos de los trabajadores. Si bien ha querido dejar claro que “no hay razón alguna para hacer recortes en este sentido”.

En este punto, ha recordado que el Gobierno de Emiliano García-Page ha mejorado la financiación nominativa a la Universidad de Castilla-La Mancha en 20 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento del 16,6 millones de euros. De este modo, la UCLM ha pasado de 98 millones de euros en 2012 a 140 en 2018, que constan en el proyecto de presupuestos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.