Piensa con los pulmones
Primavera Michelin

Mimo Miau, luchando activamente por los animales de Almodóvar del Pinar

Blanca García y Jennifer Martínez son dos de las salvadoras de los animales de Almodóvar del Pinar. Son parte del grupo Mimo Miau, que se ocupa de dar de comer y cuidar, desinteresadamente, a las colonias de gatos de la localidad de la Manchuela Conquense.

Esterilizan, cuidan y mantienen a los animales con el fin de controlar y mantener a salvo las colonias y camadas. No son una asociación, pero actúan como tal y en ella se implica gran parte del pueblo.

La Manchuela al Día: ¿Cuál es el trabajo que realizan en Mimo Miau?

Mimo Miau: En realidad cada barrio se ocupa un poco de la colonia que tiene allí. Se les da pienso y agua, ó comida casera. Más bien lo que cada uno tiene en su casa. La gente lo compra de su bolsillo ya que no tenemos ningún tipo de ayuda económica. Cada barrio se ocupa de su colonia y lo hace con su dinero.

Nosotras por ejemplo nos ocupamos más de la esterilización de las gatas.

Vamos barrio por barrio, cogemos y llevamos a las gatas a esterilizar. Ya hemos esterilizado a 17 gatas. Además, si algún gato se pone enfermo o se hacen heridas en peleas, se los llevamos a la veterinaria de Motilla hasta que se curan y podemos volver a soltarlos.

L.M.D.: Entonces todo Almodóvar está, por así decirlo, implicado en Mimo Miau…

M.M.: Si, colabora la mayoría del pueblo y aunque no colaboren de forma activa con comida y veterinarios, sí que suelen ayudar en los mercadillos que hemos organizado para recoger dinero, rifas, bingos… La gente suele colaborar de muchas formas.

En los mercadillos la gente colabora muchísimo. En la semana del libro tuvimos toda la semana un puesto de libros y se vendieron un montón. Y el día 6 de agosto también tenemos un mercadillo y esperamos que la gente siga colaborando igual de bien.

A parte de los gatos también hemos llegado a recoger perros abandonados, sobre todo al terminar la temporada de caza, y el Ayuntamiento se está ocupando de prestarnos las instalaciones para tenerlos bien alimentados y cuidados hasta que se los pueda llevar la protectora o los adopten.

Trabajamos mucho con Cuenca Animal.

L.M.D.: En el caso de los gatos, por lo que cuentan trabajan como una protectora pero sin un espacio físico concreto…

M.M.: Si. De todos los gatos hemos dado uno en adopción y ahora está en Talavera de la Reina. El gato estaba bastante enfermo y la chica a la que se lo dimos se encargó de todo. Lo abandonaron y estaba enfermo. Lo rescatamos en la calle, se lo llevamos a la veterinaria, le hizo análisis y ha estado bastante mal.

Pero al final esta chica se ocupó de él.

El resto de gatos que hemos tenido se los ha ido quedando gente del pueblo.

L.M.D.: Y cuando aparecen camadas de gatos pequeños, ¿cómo lo llevan?

M.M.: Muchas veces las gatas tienen los cachorros en sitios donde no podemos acceder y es complicado encontrar a los pequeños para esterilizarlos.

Hay gatos que se dejan coger, otros no, y esos que no se dejan, los tenemos que coger con jaula-trampa.

L.M.D.: ¿Por qué hacen lo que hacen?

M.M.: Mucha gente se quejaba de que había muchos gatos en el pueblo y de alguna manera intentamos contribuir controlando las colonias, haciendo lo que hacemos.

Todavía nos queda mucho trabajo por hacer, lo que pasa es que nosotros trabajamos un poco en función del dinero que tenemos. Cuándo vemos que tenemos dinero pues empezamos a coger a los gatos y se los llevamos a la veterinaria.

L.M.D.: ¿Han pensado alguna vez, hacer una charla de sensibilización?

M.M.: Lo hemos pensando y alguna vez lo haremos porque sería muy interesante para concienciar a la gente.

Por ejemplo, los cachorros no se pueden quedar en la protectora, así que hay que prevenir y para ello se deben esterilizar para controlar también las enfermedades.

L.M.D.: ¿Cuántas colonias tienen localizadas?

M.M.: Cuatro más o menos. Tenemos una sin controlar del todo que esta en la planta del reciclaje, y es la colonia más grande que hay en el pueblo. Esa sí necesita mucho trabajo porque habrá entre 30 a 40 gatos.

Silvia, la veterinaria de Motilla, se está portando muy bien, porque si no fuera por ella, muchas de las cosas no las podríamos realizar.

L.M.D.: ¿Alguna anécdota que contar?

M.M.: Una vez cogimos dos perros, primero a uno y al rato vimos que llegaba el otro. Para no asustarle le fuimos dejando comida para que él mismo se fuese acercando donde teníamos al otro, y resulta que cuando se vieron fueron corriendo el uno hacia el otro para jugar y darse besos.

Por lo que sabemos los habían abandonado juntos y se habían perdido la pista el uno al otro. Cuando se vieron se pusieron contentísimos.

L.M.D.: Tienen la oportunidad de concienciar a la gente…

M.M.: Nos gustaría terminar diciendo a la gente que adopte en vez de comprar, que muchas veces es una buena opción porque de esa forma están ayudando a los animales, y que se animen a colaborar con la causa porque realmente lo que hacen con eso es mejorar la vida de los animales callejeros.

Pueden conocernos mejor en la página de Facebook de Mimo Miau y allí vamos subiendo las cosas que hacemos y los casos que tenemos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.