Primavera

Un joven buenachero gana el concurso de la Mejor Empanadilla de Castilla-La Mancha

Globalcaja Consumo Noticias
  • Alex Socuellamos, un joven de 9 años de Buenache de Alarcón, ha ganado el premio tras cocinar la mejor empanadilla en Sonseca
  • Unas empanadillas de cebolla caramelizada con morcilla fueron las que le dieron el premio

“Hicimos un video de menos de 20 segundos presentando las empanadillas y unos días después nos llamaron para decirnos que habíamos sido seleccionados”, cuenta Alex Socuellamos, un joven de 9 años de Buenache de Alarcón que se ha llevado el premio a la Mejor Empanadilla de Castilla-La Mancha.

Todo empezó viendo el programa de televisión ‘Ancha es Castilla-La Mancha’, en el que anunciaron que se iba a hacer un concurso de empanadillas y que quien quisiera participar podía enviar su video de 20 segundos. “Ya nadie se acordaba de la empanadilla, hasta que nos llamaron para decirnos que habíamos quedado finalistas por Cuenca y que teníamos que ir a Sonseca a grabar el programa”, explica Inma García, la madre de Alex.

“En todo momento lo hicimos para divertirnos y él iba concienciado de pasarlo bien, nunca con la idea de ganar. Además, no participaban solo niños, y había algunos que participaban para ganar”, dice Inma. Pero ganaron, y se llevaron a casa el premio a la Mejor Empanadilla de Castilla La Mancha. “Los más gordo es que nos vinimos con nuestro trofeo, lo escondimos, y aquí todos callados hasta que se emitiese el programa”, cuentan entre risas madre e hijo.

Buenache de Alarcón es un pueblo de apenas 500 habitantes, y todos le preguntaban sobre el concurso: “nos preguntaban y nosotros les decíamos que fatal pero que lo habíamos pasado genial”. Hasta que el jueves, 5 de julio, el programa se emitió en CMMedia y la sorpresa llegó a Buenache. “El caso es que ni nosotros esperábamos ganar. Cuando las empanadillas salieron hacia los jueces y vimos que las únicas que habían quedado en el plato eran de las nuestras… mala cosa”, cuenta Inma García.

Afición a la cocina

Alex Socuellamos se ha aficionado a la cocina viendo a su abuela y ayudándola tanto a ella como a su madre. “Suelo mirar recetas en internet, y él me dice pues vamos a hacer esta, y cogemos y la hacemos”, cuenta su madre. Y así poco a poco Alex ha ido aprendiendo recetas, como esta de las empanadillas, que en su caso las hizo de cebolla caramelizada y morcilla. “Estuve media hora cortando cebolla, otra media cortando morcilla… Fueron tres horas de cocinado que se me pasaron voladas”, cuenta Alex.

Pero tanto corte mereció la pena porque esas fueron las empanadillas que le dieron el premio de dos noches en un hotel de cinco estrellas, del que ahora disfrutará con su familia, además de un trofeo que cada vez que vea le recordará el buen rato que pasó aquel día en Sonseca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.