GV Comunicación

La Cooperativa de Pozoamargo trabaja en una línea de vinos que apuestan por una mayor calidad

Godoy valora el esfuerzo que está haciendo Casa Gualda por renovarse y adaptarse a las nuevas demandas del mercado

El Gobierno de Castilla-La Mancha respalda a las cooperativas vinícolas que, como Nuestra Señora de la Cabeza de Pozoamargo, apuestan por la calidad y la innovación en sus productos para ser más competitivos.

Así lo ha asegurado el delegado provincial de Junta, Ángel Tomás Godoy, tras una visita a las instalaciones de Casa Gualda junto al director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Joaquín Cuadrado, y el alcalde de Pozoamargo, Gregorio Martínez.

Godoy ha valorado el esfuerzo que está llevando a cabo esta cooperativa de alrededor de 110 socios para renovarse y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado de la mano de su nuevo gerente, Rodrigo Fernández Alcalde. Y es que Casa Gualda, marca comercial de Nuestra Señora de la Cabeza, está trabajando en una nueva línea de vinos que apuestan por la más alta calidad, no sólo de los caldos, sino también del embotellado y del etiquetado, y que pronto estarán en el mercado.

En este punto, el delegado provincial ha recordado que la Junta de Comunidades cuenta con una línea de ayudas específica, el FOCAL, para el fomento de la calidad agroalimentaria. La última convocatoria fue aprobada en marzo y está dotada con 70 millones de euros, que se suman a los 50 millones de euros de la convocatoria anterior.

Por su parte, el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha asegurado que el Gobierno regional va a continuar apostando por la integración comercial de cooperativas para ser competitivos en los mercados internacionales y generar más renta a los agricultores y al sector agroalimentario en general.

Un proceso en el que también está inmersa Casa Gualda, que está en trámites para conformar una Entidad Asociativa Prioritaria de Interés General (EAPIR) y poder beneficiarse de las ventajas de esta figura que fue aprobada por el Gobierno regional en diciembre de 2016.

La cooperativa Nuestra Señora de la Cabeza de Pozomargo fue fundada en 1958 por doce agricultores. Actualmente cuenta con unos 110 y tiene una producción de 6,5 millones de kilos al año aproximadamente. Es una bodega pionera en la comercialización de vinos de calidad en nuestra región.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.