Diputación Deportes

Los Equipos ROCA de la Guardia Civil, cuatro años luchando contra los robos en explotaciones agrícolas y ganaderas

Globalcaja Consumo Noticias
  • Desplegados en las cinco provincias de Castilla-La Mancha, el balance de los 14 Equipos ROCA no puede ser mejor; la reducción de los robos en el campo llega al 50%

  • A tenor del éxito, se está evaluando la posibilidad de echar andar iniciativas parecidas en otros ámbitos de la delincuencia

En las postrimerías de la crisis económica, los analistas de la Guardia Civil valoraron que la tendencia alcista de los robos en el campo merecía un tratamiento más individualizado, con medidas “ad hoc”.

Esta iniciativa, según los expertos, no era solo porque los números así lo aconsejaban, sino porque un mas profundo conocimiento de los detalles de este tipo de delitos evidenciaba también que, una parte importante de los mismos, los mas graves, habían dejado de ser delitos de ámbito, más o menos, doméstico y de corto recorrido, sino que había, en muchos casos, una cierta estructura y organización compleja criminal detrás.

Por ello, la Guardia Civil aprobó en el año 2011 una Orden de Servicio “Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas”, con la que se pretendía liberar recursos humanos y materiales para luchar contra esta tipología delictiva. Dicho Plan era y es muy ambicioso en sus objetivos. Así, se estableció una primera evaluación de la amenaza, que es revisada periódicamente, asi como diversos mecanismos de evaluación del rendimiento de las herramientas diseñadas, de determinación de los agentes sociales del entorno agropecuario y ganadero con los que colaborar, y en consecuencia, de apertura de canales de comunicación con estos últimos, etc.

Con la puesta en escena de este Plan, y en búsqueda de esa mayor especialización en la lucha contra esta tipología delictiva, la Guardia Civil pretendió también discriminar entre los delitos contra el patrimonio tradicionales, en el ámbito rural, cuyo entidad podríamos calificar de entidad local o comarcal, y los que, por sus características, obedecían al “modus operandis” de una organización criminal, a veces, incluso, con vínculos internacionales. En cuyo caso debía ser elevado su tratamientos, para ser investigado, a las Unidades de Policía Judicial.

No obstante, una de las principales conclusiones a las que se llegó en aquel análisis inicial, es que aunque no se llegase a determinar esas conexiones con el crimen organizado, el nivel de complejidad de las organizaciones criminales locales y comarcales había aumentado sustancialmente y su organización era mucho mas sofisticada y compleja, por lo que era necesario especializarse en su lucha. Especialización que llegó de la mano de un conocimiento del terreno, a través de los propios agentes que prestan su servicio en ese entorno, también de las técnicas de investigación que todo agente tiene y que eran suficientes para poder profundizar en las primeras pesquisas. La experiencia todos estos años ha hecho el resto.

Por ello, dos años más tarde, con la revisión del citado Plan, en el 2013, y para disminuir la actividad delictiva se crearon los Equipos ROCA (contra robos en el campo), dentro de las Unidades de Seguridad Ciudadana, guardias civiles dedicados a la investigación de robos contra explotaciones agrícolas y ganaderas, coordinados con los equipos de las áreas de investigación y de los equipos de Policía Judicial en las compañías. El plan tuvo una primera fase de evaluación entre las comandancias mas necesitadas, de selección de personal y de dimensionamiento y ubicación de los equipos. Esa primera fase, hizo que la experiencia piloto en 15 comandancias en toda España, tuviese en 3 comandancias de esta comunidad (Toledo, Ciudad Real y Guadalajara) los primeros equipos desplegados. Meses después llegaron al resto de las comandancias. En la actualidad, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha se encuentran desplegados en las cinco provincias un total de 14 Equipos ROCA, 4 en la Comandancia de Toledo, 5 en Ciudad Real, 3 en Albacete, 1 en Guadalajara y 1 en Cuenca. 62 guardias civiles dedicados, en exclusiva, a la persecución/investigación de delitos producidos en estos sectores.

Para el cumplimiento de esta misión, se entendió desde un principio que era necesario establecer un contacto permanente con todos los agentes sociales que operan en el ámbito agrario y ganadero del campo castellano manchego; al fin y a la postre, los mejores conocedores del estado de la situación y destinatarios últimos de este trabajo. Por ello, las cámaras agrarias, los sindicatos y las asociaciones de agricultores y ganaderos, entre otros, son los mejores interlocutores y con quienes, desde un principio, se vio la necesidad de coordinarse, y mantener fluidos canales de comunicación. Esto ha tenido su recompensa con su inestimable ayuda y colaboración para perseguir a los autores de cualquier posible actividad irregular que les pudiera causar daños. Para facilitar ese entorno de trabajo y colaboración, entre ambos estamentos, se han organizado, durante todos estos años, jornadas de formación y encuentros para compartir información vital entre los Equipos y representantes de los sectores agrícolas y ganaderos y otras entidades (de todas las administraciones) relacionadas con el ámbito de actuación del plan. Dentro de esa dinámica de compartir el estado de la problemática, se ha dado a conocer periódicamente la eficacia de los Equipos ROCA, intentando trasladar un efecto disuasorio en los delincuentes a la vez que un aumento de la percepción de seguridad de todos los posibles afectados.

En el último año y medio, siguiendo la tónica general desde su implantación, son una buena prueba de la eficacia y rendimiento de los Equipos ROCA de las distintas Comandancias de la Guardia Civil de esta Zona de Castilla-La Mancha, es necesario resaltar que han realizado un total de 36.313 actuaciones en el periodo de tiempo comprendido desde el 1 de enero de 2.016 hasta la fecha actual, estas actuaciones han consistido en inspecciones, identificaciones, controles de seguridad en zonas rurales, investigaciones, detenciones, entradas y registros, etc., todas estas actividades están vinculadas a hechos delictivos comprendidos dentro  del “Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas”.

Después de cuatro años de andadura de esta iniciativa, se puede decir categóricamente que los Equipos ROCA han sido un éxito rotundo, ya que estos  poseen un conocimiento exhaustivo de la problemática que trabajan a diario, y se han mostrado una herramienta eficacísima contra el tipo de delitos para los que fueron diseñados que han obtenido unos resultados extraordinarios, disminuyendo las cifras delincuencias de forma sustancial desde su creación. El descenso en términos relativos de este tipo de delitos ha sido del 49,76%, pasando de 3.228 en el año de su creación 2013 a 1.654 al año en 2016, como término medio.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.